Otro gran día rockero en San Juan

Buenos directos. Iñigo Serrulla, como el conjunto del cartel del festival, justificó con su directo la elección de la organización. / FOTOS: F. PORTU
Buenos directos. Iñigo Serrulla, como el conjunto del cartel del festival, justificó con su directo la elección de la organización. / FOTOS: F. PORTU

Los diez grupos del cartel del festival Irun Rock hicieron valer sus directos para completar un gran espectáculo

I.M. IRUN.

Sonó rock durante más de diez horas en la plaza de San Juan. Rock de todo tipo, más fuerte, más suave, más melódico... Pero rock. El festival de septiembre, ese Irun Rock que se ha acostumbrado a transformar el formato de una edición para la siguiente, volvió fiel a la cita con los suyos, un público agradecido por poder escuchar música proyectada en directo desde un escenario grande. O dos. No es poca cosa.

Para que un festival gratuito y en plena ciudad funcione tienen que salir bien varias cosas. La primera, que los grupos sean buenos, pensará mucha gente. En realidad, a este nivel, hay una clave más importante. El tiempo. Ayer hizo un día espléndido para actuar a la intemperie y tan bueno o mejor para asistir a esos conciertos. Lo del cartel, claro, tiene su importancia, pero más que el nombre, está la cuestión de su habilidad en el directo. En ese aspecto, los organizadores de este festival no suelen fallar y tampoco lo hicieron en esta ocasión.

Energía local

Irun Rock siempre ha mirado al entorno para conformar sus carteles de cada año, reivindicando la calidad de grupos vascos en general e irundarras en particular. Esa apuesta ha solido ir siempre condimentada por bandas venidas de fuera y algún buen cabeza de cartel. En el caso de ayer, el nombre con las letras más grandes, el grupo que cerraba la cita, era el guipuzcoano Grises, músicos de Zestoa a los que su buen hacer ha ofrecido un lugar en el panorama rockero-indie y los ha llevado de gira estival por muy destacados escenarios festivaleros.

Pero si exitoso fue el final, más aún lo fue el arranque, con Indidxabak. Este cuarteto rockero con base en Irun lo forman Ane Odriozola, Ana Ayneto, Paula Andrade y Ainara Calderón. Su actuación, que a las doce del mediodía inauguró la jornada de conciertos, las hizo acreedoras de un mejor horario en futuras ediciones. Se subió a las tablas tras ellas Oso Fan, el dúo donostiarra de Giorgio Bassmatti y Oriel Flores. Su concierto era el último de la mañana, seguido del parón de mediodía que dejó a los presentes con ganas de más.

A partir de las seis de la tarde se retomaron las actuaciones en la plaza de San Juan, alternando los dos escenarios colocados en ella. La Bona Dea, Iñigo Serrulla, Pet Fennec, The Lucilles, Olimpia, los estadounidenses Tav Falco & Phanters Burns y Vulk precedieron al mencionado concierto de Grises con el que Irun Rock bajó la persiana hasta su próxima edición, la de 2019, con la que alcanzará la décima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos