«Con Gazteartean hemos consolidado una línea de trabajo actual y diferente»

Labor de equipo. Jokin Vesga, Irati Redondo, Mónica Martínez, Eunate Encinas, Mariola Marín y Esti Zabal comparecieron juntos para dar cuenta de los cambios realizados en el área de Juventud durante el pasado año. /  F. DE LA HERA
Labor de equipo. Jokin Vesga, Irati Redondo, Mónica Martínez, Eunate Encinas, Mariola Marín y Esti Zabal comparecieron juntos para dar cuenta de los cambios realizados en el área de Juventud durante el pasado año. / F. DE LA HERA

En 2018, el área de Juventud incorporó varias novedades en la línea de implicar a los jóvenes en el diseño de las actividades

IÑIGO MORONDO IRUN.

El área de Juventud afrontó en 2016 un proceso de reflexión del que resultó un Plan Estratégico que quería definir un nuevo modo de relación entre el Ayuntamiento y los jóvenes de la ciudad. «2018 marca un antes y un después en los programas que promovemos bajo la marca Gazteartean», explicó la delegada, Mónica Martínez. «Hemos conseguido consolidar una línea de trabajo innovadora, actual y diferente» en la que «se fomenta la participación de los jóvenes, protagonistas del diseño de los programas». Martínez atribuyó el mérito del cambio «al trabajo de análisis que se hizo» y a los trabajadores del área, «un gran equipo muy bien cohesionado».

La concejala afirmó que 2018 «ha sido el principio. Esto no termina aquí, como se ve con las propuestas que estamos haciendo este año».

Todos los cambios, cada nuevo programa desarrollado, «contribuyen a los dos ejes que definimos en el plan estratégico», apuntó la responsable técnica de Juventud, Eunate Encinas. «Por un lado, queremos bajar el índice de atención y subir el índice de autonomía, es decir, dejar de hacer para la juventud y hacer con ellos. Por otro, queremos construir y fomentar la interlocución directa de la institución con los jóvenes». Para esto último, se celebraron sesiones entre jóvenes y técnicos ('Hik Irun'), un encuentro con el alcalde y varias otras iniciativas de participación directa.

Encinas repasó la multitud de novedades que siguiendo esas líneas se pusieron en marcha en 2018 y destacó especialmente las dirigidas a infancia. «Habíamos iniciado un giro en los haurtxokos y en 2018 quisimos dar un paso más hacia lo que entendemos que debe ser el acompañamiento de calidad a la infancia, consciente e informado». Se impartió un taller (80 personas) y se organizó una «exitosa» jornada formativa, «a la que ahora damos continuidad con otra que se ha llenado en dos días», añadió Martínez. Encinas subrayó dos novedades más: los programas Lurmaitte (actividad estacional de juego libre en la naturaleza promovida desde los haurtxokos en la que participaron 100 niños) y Familia ta Lagun (cita mensual de tipo familiar para promover el conocimiento de los haurtxokos que atrajo, en total, a 540 personas).

Más novedades

2018 fue el año en el que se activó el 'Pack de emancipación'. «Todos los Ayuntamientos quieren siempre actuar en esto, quieren ayudar a los jóvenes a emanciparse. Pero entre que apenas tenemos competencias y los recursos son limitados, es muy difícil», admitía Encinas. «Con una propuesta de presupuestos participativos y en colaboración con Irunvi conseguimos crear unas ayudas a la emancipación muy novedosas, completadas con una guía de información práctica». Se recibieron una veintena de solicitudes y diez de ellas, las que cumplían con todos los requisitos, percibieron la ayuda.

«Información Juvenil, Movilidad Internacional I love Europe, Gazteleku, Asexorate, Gazteartean Krea, Gazteartean Urban, Gazteartean Uda, Etorri avec nous, Gabonak Inn, Gazteartean Beka... Todos los servicios del área han trabajado en las líneas principales mencionadas», señaló la técnico. Pero el calificativo de novedad «estrella» de 2018 lo reservó para Gazteartean Konekta. «Los servicios de locales y de voluntariado funcionaban bien, pero tenían la sensación de no estar desarrollando todo su potencial. Konekta supone intervenir, además de en locales y tejido asociativo, en calles y centros escolares. Se trata de ir a sus espacios a contarles las propuestas que tenemos y decirles que podemos apoyar las que ellos tengan».