Las funciones del circo romano recibieron a más de 2.000 espectadores

Imagen de uno de los espectáculos nocturnos del circo romano, celebrados hace una semana. /  F. DE LA HERA
Imagen de uno de los espectáculos nocturnos del circo romano, celebrados hace una semana. / F. DE LA HERA

El área de Impulso de Ciudad destaca «el éxito» de los novenos Dies Oiassonis, la edición «con el programa más completo hasta la fecha»

M. A. I. IRUN.

Más de 2.000 personas asistieron a los cuatro espectáculos que ofreció el circo romano dentro del programa de los Dies Oiassonis. El área de Impulso de Ciudad define como «un éxito» la novena edición de las jornadas, «con el programa más completo hasta la fecha».

El delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez, aseguró que «ver las gradas del circo romano repletas de gente o las inmediaciones del Museo Oiasso y el mercado con ese ambiente tan bueno son el mejor termómetro del nivel que está ganando esta iniciativa, que se ha ganado el derecho a ser el plato estrella de la oferta de la ciudad en verano».

El Museo Oiasso, por su parte, también realiza una valoración positiva. «Hemos tenido éxito de público tanto en las actividades como en la feria en sí. Las novedades que este año hemos tenido -como la cata de vinos romanos o las recreaciones sobre la evolución del ejército en la antigüedad- han funcionado de maravilla», apuntaban. Otras de las exhibiciones se llenaron de público y hubo que ofrecer más talleres de los previstos debido a que las plazas inicialmente disponibles se cubrieron.

Apartado gastronómico

Otra de las novedades de esta edición fue que la Navigium Isidis, la procesión que es uno de los actos estrella de los Dies Oiassonis, inició su recorrido en el circo instalado en San Juan. «Fue un acierto», valoraron desde el Museo Oiasso. Más de 150 personas participaron activamente en este acto.

Por su parte, la asociación de comerciantes Bidashop, que coordinó el mercado, valoró que este «funcionó muy bien» y destacó la acogida que tuvo la zona de juegos infantiles, «que estuvo muy animada durante todo el festival».

En lo que se refiere al apartado gastronómico, los talleres que impartieron varios establecimientos, la cena degustación del viernes por la noche y los showcooking del sábado y del domingo llenaron las plazas previstas. Miguel Ángel Páez quiso agradecer «el interés e implicación de las instituciones colaboradoras, y de entidades, establecimientos y asociaciones que ayudan a que estos Dies Oiassonis sigan siendo una iniciativa de la que nos sentimos muy orgullosos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos