«El calor que transmite la gente le gana con creces al del sol»

Paco Carrillo, general del Alarde tradicional, agradeció el cariño que recibió desde las aceras y el buen comportamiento de las tropas que desfilaron bajo su mando

JOANA OCHOTECO IRUN

El de ayer fue el tercer Alarde de Paco Carrillo como máxima autoridad del desfile. El general del Alarde tradicional, irundarra de 60 años, volvió a contagiar su energía, entusiasmo y alegría a las tropas y al público que le aplaudió desde las aceras. Desde su entrada a caballo en la plaza San Juan, por la mañana, hasta el rompan filas de última hora de la tarde, Paco Carrillo lo dio todo y fue ejemplo de ese mensaje de 'con formalidad y con alegría' que suele transmitir a las tropas.

No obstante, al general le faltaban palabras para describir el cúmulo de emociones generado por un 30 de junio, uno más, pero al mismo tiempo irrepetible: «Es imposible describir estos sentimientos, contar todo lo que se siente un día de San Marcial». Paco Carrillo se mostraba especialmente agradecido por el cariño que recibió desde las aceras: «Me ha dado la impresión de que la gente estaba especialmente calurosa este año», dijo, y no se refería a las altas temperaturas que reinaron durante casi toda la jornada. «El calor que transmite la gente le gana con creces al del sol», aseguraba el general. Y cuando, a última hora, la lluvia hizo acto de presencia, las aceras no perdieron ni un ápice de entusiasmo. «Es increíble cómo se vuelca la gente, cómo animan... Hemos encontrado apoyo en cada rincón. Es genial», resumía.

En su primer año como general, en 2016, hizo un día espléndido sin demasiado calor; en el segundo, el año pasado, cayeron chaparrones como hacía décadas no se recordaban en un día de San Marcial; y para este tercero, hubo de las dos cosas. Buen tiempo con momentos de demasiado calor hasta la tarde, y lluvia para terminar el día. Pero la climatología fue lo de menos en una jornada en la que mandaron las emociones. En cualquier caso, aseguraba el general del Alarde tradicional, «ha sido un día maravilloso».

La tropa «ha cumplido»

Paco Carrillo también tuvo palabras de agradecimiento para los 8.227 soldados que desfilaron ayer bajo su mando, cerca de medio millar más que el año pasado. Ese incremento en el número de participantes «lo teníamos previsto. Estábamos seguros de que, cayendo San Marcial en sábado, iba a ser tremendo. Y efectivamente». La tropa, aseguró el general, «ha cumplido». Especialmente impecables fueron las descargas que realizaron los soldados bajo su orden por la mañana, en la plaza San Juan. «El que manda, pues bueno, puede tener más o menos habilidad. Pero lo que hay que agradecer es con qué celo lo ha hecho la tropa. La gente ha respondido y obedecido todas nuestras indicaciones. A mi juicio, hemos hecho un Alarde fenomenal», aseguró Paco Carrillo.

El general tenía muy claro cuál era su mensaje para la ciudadanía de Irun: «A disfrutar, disfrutar y disfrutar». San Marcial es «sólo una vez al año», y hay que exprimirlo al máximo. Días como el de ayer, marcados en rojo en el calendario de miles de irundarras, son de esas jornadas que «hay que atesorar. Son fuente de magníficos recuerdos entre familia y amigos», un recuerdo para cuando «se viven momentos complicados».

«Pedimos respeto»

El general, al igual que en el discurso que ofreció el 28 de junio durante el acto de presentación de las cantineras del Alarde tradicional, pidió ayer «respeto. Lo que nosotros queremos, nada más, es que nos respeten». Paco Carrillo señaló que desde la organización del desfile «entendemos que nuestra manera de hacer el Alarde refleja una opinión mayoritaria en esta ciudad. Lo que nosotros pedimos, a todo el mundo», reiteró el general, «es que esa manera se respete, y que se sea consciente de esa mayoría social que sustenta nuestro Alarde», concluyó Carrillo.

Más Alarde tradicional de San Marcial 2018

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos