Adiskidetuak se protege del sol

Juegos. Los niños hicieron sus propias chapas coloreando distintos objetos que pueden ayudar a combatir el calor./FLOREN PORTU
Juegos. Los niños hicieron sus propias chapas coloreando distintos objetos que pueden ayudar a combatir el calor. / FLOREN PORTU

La Asociación Contra el Cáncer lleva durante las últimas cinco semanas informando por Gipuzkoa de los riesgos que conllevan los rayos UV La entidad intercultural se une a la campaña de prevención de cáncer de piel

EKAITZ RETAMOSAIRUN.

Esta semana el buen tiempo ha predominado en toda la ciudad de Irun. El calor animaba a refrigerarse en cualquier esquina, siempre para protegerse de los daños que el sol puede llegar a causar. El más grave, el cáncer de piel. En la plaza de Ensanche, la Asociación Contra el Cáncer, mediante una unidad móvil, montó un pequeño puesto de información, como lo ha hecho en las últimas cinco semanas en diferentes puntos de la geografía guipuzcoana.

A ese punto de encuentro se acercaron los niños de las colonias de la Asociación Intercultural Adiskidetuak. Esta entidad tiene a su cargo, durante las mañanas de verano, cerca de 20 niños de distintas nacionalidades, que provienen de familias inmigrantes que acaban de llegar a Irun con la intención de establecer en la ciudad su nuevo hogar. «Algunos han venido hace más tiempo que otros. Por ejemplo, hay un niño de Brasil que aterrizó hace un mes: no conoce nada, pero se relaciona con el resto de compañeros y se adecúa a la ciudad», comenta Luisma Rubio, monitor de Adiskidetuak. Y es que cada uno viene con su mochila.

Adiskidetuak y la Asociación Contra el Cáncer se unieron para que los más jóvenes tengan en cuenta los peligros de estar expuesto en días de sol y calor. «Con los niños hacemos una labor educativa mediante juegos didácticos, siempre con la temática del sol», explica Maider Sierra, responsable del área de prevención del grupo de salud. «Les informamos de los riesgos que puede haber cuando el calor aprieta y les decimos cómo protegerse», añade.

Las colonias de Adiskidetuak acogen cerca de 20 niños de distintas nacionalidadesSe realizaron juegos y talleres para conocer los riesgos que tienen las jornadas de calor

Esta labor también se imparte desde Adiskidetuak, que trabajan desde el inicio de las colonias en concienciar a los más jóvenes de los peligros del sol. «Intentamos lanzarles mensajes de lo importante que es protegerse y durante todas las colonias se repite el mensaje, pero cuando hace frío se les dice que traigan ropa para abrigarse. Al final, dependiendo del clima, trabajamos en lo que es lo más adecuado para la ocasión», explica Luisma.

Esta vez, entre tanto calor y rayos de sol, en los talleres y juegos que impartían los monitores de Adiskidetuak y las responsables de la Asociación Contra el Cáncer no faltaban las chancletas, viseras o las gafas de sol. Todo material es bueno si sirve para protegerse de los rayos UV y acostumbrar a los niños a que usen la indumentaria correcta.

Crear una red social

Durante estas semanas de las colonias de Adiskidetuak, a parte de trabajar y concienciar sobre los peligros que conlleva estar expuesto al sol, desde la asociación tienen un objetivo más importante para que los niños de entre 10 y 12 años que no llevan mucho tiempo en Irun se amolden a la ciudad: el respeto y ampliar la red social. Esto se consigue desde el ocio y el juego, aprovechando los diferentes espacios que ofrece la ciudad.

Los niños de Adiskidetuak crearon sus propias chapas con dibujos que tienen que ver con la protección del sol, jugaron a la gynkana... Siempre juegos enfocados en la temática del sol. Pero cuando el tiempo no acompaña, los niños se refugian en el local de la asociación para realizar diferentes talleres.

Luisma apunta que algunos de los niños terminan volviendo a apuntarse a las colonias de Adiskidetuak, y cada verano se vuelven a juntar para crear y mantener esa red social en Irun. Repiten, y eso es bueno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos