«La gente ha aplaudido a rabiar, como siempre»

El burgomaestre Iñaki Sagarzazu saluda en la calle Mayor. / F. DE LA HERA
El burgomaestre Iñaki Sagarzazu saluda en la calle Mayor. / F. DE LA HERA

El burgomaestre Iñaki Sagarzazu se mostró «satisfecho» tras un día «que ha salido como habíamos programado» | «Los mandos me han transmitido que no ha habido ningún problema así que tenemos que estar contentos»

EDU PRIETO HONDARRIBIA.

El de ayer fue el tercer 8 de septiembre en el cargo de burgomaestre para Iñaki Sagarzazu. Comenzó con el txilibito en Olearso, formó parte de la Tamborrada y perteneció durante dieciséis años a la escuadra de hacheros. Ayer se mostraba «satisfecho» a la hora de calificar la jornada. «La mañana ha transcurrido magníficamente con el buen tiempo que nos ha acompañado y esperamos que se mantenga hasta que finalice el día», contaba al mediodía. «Hemos cumplido con todos los actos y toda la liturgia propia del Alarde sin contratiempos. Está saliendo todo lo que teníamos programado y no hemos tenido ningún tipo de imprevisto».

Sagarzazu fue nombrado burgomaestre el 25 de octubre del 2015 y ayer hizo referencia a su primer año al frente del batallón, que estuvo marcado por la lluvia caída durante todo el día. La experiencia es un grado y los nervios y la inquietud de aquel estreno van dando paso a sensaciones diferentes. «Cada año es completamente diferente. El primer año se caracterizó porque estuvimos empapados todo el día, aunque ninguno de los hondarribiarras perdimos la sonrisa. Ese día tuvimos que variar alguno de los actos, entre ellos el de la campa de Guadalupe. El año pasado ya tuvimos un tiempo espectacular, como hoy, así que diría que todo está transcurriendo de forma parecida al anterior».

El hondarribiarra aseguraba que «la gente nos ha aplaudido desde las aceras a rabiar, como hace siempre, y lo que van alrededor, los mandos y el resto me han transmitido que todos ha marchado sin problemas, que todo ha ido muy bien, así que estamos todos contentísimos».

Desde que comenzaron las fiestas, el burgomaestre está viviendo momentos muy especiales que guardar para el recuerdo. «El día previo al desfile con la entrega del bastón de mando también es muy emotivo, como el momento que hemos pasado en la misa dentro de la ermita».

Sagarzazu hacía referencia al cumplimiento del voto en el que también estuvo presente toda la corporación municipal. «Este año además es una fecha redonda, el cumplimiento del 380 aniversario del voto a la Virgen de Guadalupe. El santuario siempre está abarrotado, en Hondarribia hay una gran devoción por ella y por eso estamos aquí todos».

La jornada de ayer, como para el resto de hondarribiarras, también fue maratoniana para Iñaki Sagarzazu. «Hemos terminado con los caballos en Guadalupe y bajamos deprisa y corriendo a casa para comer. Tenemos poco tiempo para descansar porque luego tenemos que empezar otra vez con el proceso que hemos repetido a la mañana. Vestirse de burgomaestre lleva su tiempo y hay que hacerlo con calma». Antes de comenzar con la sesión vespertina, Sagarzazu quiso desear a todo el mundo «que siga disfrutando como lo está haciendo hasta ahora y que lo haga con respecto, ojalá acabemos todos bien el día».

Fue a partir de las diez y media de la noche cuando Iñaki Sagarzazu empezó a sentir el Alarde de forma diferente. «A esa hora, cuando te bajas del caballo, empiezas a vivir la otra vida y lo disfrutamos de otra manera».

«Increíble, sin palabras»

Elixabete Pascual y Ane Arruabarrena, cantineras de Gora Arran-tzale Gazteak y Arkoll, respectivamente, compartían el sentir del burgomaestre antes del inicio de la misa. Elixabete calificó lo vivido como «increíble, no tengo palabras, ha sido alucinante. La gente se vuelca un montón y he disfrutado muchísimo. La calle Mayor ha sido impresionante. He pasado el arco y no me estaba enterando de nada y a la vez de todo, ha sido una sensación muy extraña».

Ane destacaba por encima de otros momentos el paso por la casa de sus abuelos. «Hay mucha gente, te gritan y aplauden y no sabes ni dónde mirar. Es todo muy bonito y la gente te apoya muchísimo, se están portando muy bien con nosotras».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos