«Estamos intentando construir un equipo competitivo para el División de Honor»

Los tres capitanes para la 2018-19, Mar, Arriolabengoa y Pérez. / JOXEBI
Los tres capitanes para la 2018-19, Mar, Arriolabengoa y Pérez. / JOXEBI

El segundo equipo mantendrá el bloque con 23 jugadores y mejora con las incorporaciones que se han realizado

JOXEBI RAMOS ARETXABALETA.

La asamblea general de la UDA se celebrará mañana a partir de las 18.00 horas en el Arkupe atxabaltarra. En la misma se presentará el balance deportivo y económico de la temporada 2017-18 y se realizará la presentación de los planes para la temporada 2018-19. Posteriormente se aprobarán los presupuestos de esa temporada y se terminará con el reconocimiento a los jugadores más destacados de la pasada campaña y al socio de honor.

La directiva de la UDA se va a mantener con las 16 personas . En la junta se comunicará que habrá un equipo más, un cadete, con lo que el club estará compuesto de 10 equipos más los dos sénior. Otra de las grandes novedades de las que se informará es el nuevo campo de fútbol que se ubicará en la campa frente al polideportivo y que estará en marcha a partir de enero.

Uno de los temas que se abordará será, sin duda, el del equipo de la División de Honor Regional, que va a sufrir muchos e importantes cambios respecto a la pasada temporada, comenzando por la salida de Iñigo Velez de Mendizabal y la llegada del que será nuevo entrenador, Sergio Santano, pasando por la marcha de al menos 7 u 8 jugadores de esa plantilla y la llegada de al menos 5 o 6 de fuera para completarla.

La presidenta de la UDA, Agur-tzane Elkoro, señalaba al respecto que «el gran objetivo de la UDA es que los jugadores estén con nosotros el mayor tiempo posible jugando al fútbol. ¿Qué quiere decir esto? Que tenemos que sacar cuantos más equipos mejor. En el primer equipo hemos tenido una desbandada este año pero el segundo equipo lo tenemos que mantener. Además, si nos fijamos, en el segundo equipo tenemos 23 atxabaltarras de la cantera. En el primer equipo ya lo iremos recuperando. Ha sido un tema circunstancial y ante eso, nosotros al querer sacar dos equipos nos hemos tenido que adaptar. En dos o tres años nos tendremos que mantener en esta situación pero tenemos un gran equipo juvenil que nos da esperanza e ilusión para el futuro, al igual que el resto de equipos de fútbol base».

Lo cierto es que pocas localidades de 7.000 habitantes habrá con un club en el que juegan más de 400 chavales. Porque el fútbol base cuenta con cuatro equipos infantiles, otros cuatro cadetes, dos juveniles, dos sénior y el futbol eskola.Ante el temor por el gran cambio de la plantilla del primer equipo, de qué puede suceder la próxima temporada, Elkoro señala que «entendemos que la ilusión la tenemos igual, igual. Miedo a lo desconocido tenemos, pero ilusionados, como siempre. Creemos que hemos hecho la mejor plantilla para poder estar del décimo para arriba. También estamos intentando construir un equipo competitivo para el División de Honor».

«Del décimo para arriba»

Para la plantilla del primer equipo se han traído seis jugadores, aunque algunos están pendientes de la carta de la libertad. Son seguros Mikel Gavilan y el portero que cubra la plaza de Asier Castellano. Será el debarra Mikel Lopetegi, que el año pasado militó en el Lagun Onak. Otro cerrado es el eibarrés Ander Magunazelaia, procedente del Zaldua y Mikel Maiz.

Con estos fichajes, la plantilla en estos momentos cuenta con 18 jugadores y la idea es fichar a dos más para completarla con 20 jugadores. Se está tratando de convencer a un jugador del año pasado para que siga. Habría que traer a otro defensa y un extremo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos