La Guardia Civil investiga a un hombre como presunto autor de un incendio en Cantabria

La Guardia Civil investiga a un hombre como presunto autor de un incendio en Cantabria

Otras dos personas han sido denunciadas al ser sorprendidas realizando quemas | El número de incendios activos se eleva a once

D. M.Santander

La Guardia Civil está investigando a un hombre de 44 años como presunto autor del incendio forestal en Esles de Cayón el pasado domingo, 3 de marzo. Ese día, a las seis de la tarde, el Seprona se desplazó hasta el barrio Cotorra tras tener conocimiento de la existencia de un incendio en la zona. A su llegada observaron que el fuego estaba afectando a pastizal y monte bajo, y a una zona de gran riqueza arbórea y arbustiva.

En esas primeras pesquisas, además de constatar la presencia de cinco focos, con posible inicio en la zona de pastizal y monte bajo, por la acción del fuerte viento sur se extendió. Gracias a la colaboración ciudadana, el Seprona pudo saber que ese mismo día, testigos habían visto a un hombre sospechoso en el lugar del incendio. Esta información sirvió como base para proceder a la instrucción de diligencias en calidad de investigado, como presunto autor del incendio.

Por otro lado, la Ertzaintza sospecha que hay uno o varios ganaderos detrás de los incendios que la noche del domingo y la madrugada del lunes arrasaron 110 hectáreas en el municipio de Muskiz. Esa es la principal línea de investigación que maneja la Policía vasca, según ha revelado a 'El Correo' el jefe de la Sección de Medio Ambiente del cuerpo armado, Juan Carlos Gómez. La experiencia dice que el principal móvil para explicar de este tipo de desastres ecológicos en esta época del año es la recuperación de suelos para pastos de cara al verano. Desde el primer momento se asumió que se trataba de un incendio provocado y hasta se localizaron en el terreno objetos de los que el autor se habría valido. Se trataría, en este caso, de un destornillador con vendas enrolladas en un extremo, según Gómez.

Incendios activos

A las cinco de la tarde el numero de incendios activos ha pasado de cinco a 11 en Viaña, Vega de Pas; en Mediadoro, Valdeprado del Río, donde interviene la BRIF; en Alceda, Corvera de Toranzo, a donde acude el helicóptero pesado kamov del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y el de Mercadal, en Cartes, en donde va a intervenir el helicóptero del 112 Cantabria. El incremento en la fuerza del viento está complicando la situación y algunos de los nuevos focos son incendios viejos que se han reactivado.

La situación de riesgo derivada del gran número de incendios forestales que viene afectando en las últimas semanas a la Comunidad Autónoma y la previsión meteorológica que maneja la Aemet para las próximas horas, con fuertes rachas de viento ha obligado al Gobierno de Cantabria a mantener el nivel de alerta y a volver a evaluar la situación a primera hora de la tarde.

El operativo de la Dirección General de Medio Natural está formado por 102 agentes del medio natural, 32 cuadrillas forestales y 6 emisoristas. Asimismo, se cuenta con los bomberos del 112 Cantabria y con la brigada helitransportada, BRIF de Ruente, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que también mantiene en Cantabria el helicóptero pesado kamov y el anfibio, además de los bomberos municipales y las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, que serán movilizados también si la situación lo requiere.

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha avisado de que a Cantabria le esperan 24 horas «malísimas» y «muy duras» en la lucha contra los incendios forestales y ha insistido en su «llamamiento a la responsabilidad» y a la colaboración ciudadana.

Cuatro denunciados

Dentro de los servicios que la Guardia Civil tiene desplegados por toda la región, uno de los objetivos principales es la prevención de incendios.

Prueba de ello es que efectivos de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Santillana del Mar, sorprendieron en la mañana del sábado 2 de marzo a un hombre cuando realizaba una quema en una finca de Viveda, y en la tarde de ayer a otro quemando rastrojos en una finca de Oreña.

Una vez sofocados los fuegos, los agentes procedieron a denunciar a los reseñados por la realización de estas quemas estando prohibidas en las actuales condiciones.

Con esta nueva actuación ascienden a cuatro las personas de Cantabria que la Guardia Civil considera como presuntas autoras de delitos de incendios forestales en los últimos días, procediendo el domingo 17 de febrero a investigar a dos hombres, uno en la localidad de El Tojo y otra en San Roque de Río Miera, por incendios que afectaron a monte bajo, la noche del 20 de febrero la detención del presunto autor del incendio en la Sierra de La Alcomba en Ramales de la Victoria, y en el día de ayer a la instrucción de diligencias como investigado al presunto autor de un incendio en Esles de Cayón.

El Seprona continúa con diferentes líneas de investigación abiertas, además de analizar la información recibida por la colaboración ciudadana, unido al trabajo preventivo de las patrullas que se encuentran en las zonas boscosas.

Ante la presencia de personas o vehículos sospechosos en zonas boscosas o lugares donde se esté produciendo un incendio forestal, pueden facilitar dicha información de modo inmediato al teléfono 062 de la Guardia Civil o a las patrullas que se encuentren en los lugares de los incendios.