Los cazadores piden el fin de «insultos y amenazas» con una manifestación en San Sebastián

Los cazadores piden el fin de «insultos y amenazas» con una manifestación en San Sebastián

Han defendido la actividad portando diferentes pancartas

DVSan Sebastián

Varios miles de personas, cerca de 10.000 según la organización, han recorrido las calles de San Sebastián bajo el lema 'Euskadin Ehiza bai' ('Sí a la Caza en Euskadi), para reclamar respeto a su afición. Hasta la capital donostiarra se han acercado aficionados de toda Gipuzkoa, además de Álava y del norte de Navarra.

San Sebastián se ha unido de este modo a las concentraciones de cazadores que se han realizado simultáneamente en 50 ciudades y que han respondido al llamamiento realizado por la Federación Española de Caza en defensa de esta actividad.

La marcha donostiarra ha sido organizada por la Federación Vasca de Caza junto con la Guipuzcoana, además de otras plataformas como los cotos alaveses agrupados en ArabaCaza, la Fundación Caza Sostenible y Biodiversidad (Funcasbiod), la Asociación de Cazadores de Paloma Torcaz de Euskadi (Pasapaloma) y más de 80 sociedades de cazadores. Además, se han sumado a la convocatoria la organización agraria Enba, la Asociación Armera y los pastores de Aralar.

La multitudinaria manifestación ha arrancado a las 12.00 horas en la plaza Easo y ha recorrido el centro de San Sebastián hasta acabar en los jardines Alderdi Eder, frente al Ayuntamiento. Una vez finalizado el recorrido, Miguel Lazpiur, presidente de la Fundación Caza Sostenible y Biodiversidad (FUNCASBIOD), ha leído comunicado consensuado por todas las organizaciones convocantes, en el que ha pedido «respeto para la actividad de los cazadores y el fin de los insultos y amenazas» que reciben. Varios de los participantes han hecho énfasis en los ataques que sufre este colectivo a través de las redes sociales.

Lazpiur ha recordado que «la caza, tal y como se practica en Euskadi, favorece la conservación del medio natural, estimula la economía y genera riqueza en el mundo rural, dentro y fuera de nuestro país». Además, ha exigido el derecho de los cazadores «a continuar practicando nuestra afición en paz y libertad».

También ha recordado algunas de las preocupaciones actuales del colectivo, como la caza mayor, el silvestrismo y la caza en Ulia, «un asunto que sigue bloqueado, a pesar de que sentencias judiciales del Supremo avalan que esta actividad es totalmente legal y legítima en la zona».

Esta manifestación ha supuesto un «hito histórico» para los organizadores, puesto que este colectivo no se manifestaba en San Sebastián desde hace 27 años, cuando el motivo que movilizó a una multitud de cazadores fue la contrapasa.

Euskadi cuenta con más de 50.000 aficionados a la caza -con licencia de armas deportivas-, de las cuales 17.685 personas permanecen inscritas en las federaciones. Además, hay 380 asociaciones y clubes deportivos.

Los organizadores de la concentración han querido destacar que la caza «genera más de 300 millones de euros en conceptos que van desde el pago de las distintas licencias administrativas o el cuidado de los perros hasta equipamiento y material o desplazamientos y restauración; de media, cada cazador gasta 4.726 euros anuales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos