Diario Vasco

Diez días más de lluvia y frío

Frío y nieve, anoche a la altura de Pagozelai.
Frío y nieve, anoche a la altura de Pagozelai. / LOBO ALTUNA
  • La nieve hizo acto de presencia anoche en la autovía Andoain-Pamplona

  • Se prevé la entrada de un frente para el domingo, día de la disputa de la carrera pedestre entre Behobia y San Sebastián

Esto no ha hecho más que empezar. La lluvia y el frío han venido para quedarse. Las adversas condiciones meteorológicas se mantendrán «al menos diez días más», afirma Margarita Martín, delegada de la agencia estatal Aemet en Euskadi. Hoy a primera hora, al igual que lo hizo ayer, volverá a nevar en las cumbres. Las carreteras sortearon durante buena parte del día los copos, no así la lluvia, que dificultó el tránsito por la red viaria.

El Departamento vasco de Seguridad ha mantenido activado el aviso amarillo por riesgo de nieve hasta las nueve de esta mañana. Ayer también nevó, sobre todo en los picos más altos. Blanqueó en Aralar, Aizkorri, Txindoki, Hernio... además de en otras cimas en torno a mil metros. Entrada la tarde comenzó a nevar en la autovía a Pamplona, a la altura de Pagozelai.

El mal tiempo estuvo en el origen de buena parte de los accidentes que se registraron, la mayoría de ellos salidas de la calzada sin consecuencias graves. Uno tuvo lugar sobre las 8.30 de la mañana, en Belauntza y estuvo provocado por un camión. El siniestro obligó a cerrar los dos carriles. El tráfico fue desviado por Amaroz.

Pero el protagonista de la jornada fue de nuevo la lluvia. Gipuzkoa empieza ya a acumular cantidades de cierta entidad. En el observatorio del aeropuerto de Hondarribia se llevan totalizados en los siete primeros días de este mes 138 litros por metro cuadrado. De ellos, 59 cayeron el sábado y 61 el domingo. Este registro se acerca a la media del mes que es de 177 litros.

En el observatorio de Igeldo, donde lo normal es que en noviembre se registren 161 litros, se llevan contabilizados ya 96, de los que 60 se midieron el sábado. Las cantidades en Bilbao y Vitoria son inferiores, con 71 y 26 litros respectivamente.

Este aporte de agua favorece la recuperación del nivel de los embalses, si bien todavía no se percibe un incremento significativo. En la presa del Añarbe, las precipitaciones registradas desde el pasado fin de semana hasta el mediodía de ayer fueron de 90,7 litros. Del total 42,5 se recogieron el sábado y 25 el domingo, a los que hay que a sumar los 23 de ayer. Lo recogido supone el 36% de un mes de noviembre medio (252 litros).

La presa ha continuado durante todo este tiempo en situación de total normalidad. El embalse se encuentra lleno al 68,9% de su capacidad, y el resguardo total que dispone es más de 15 millones de metros cúbicos.

Hoy sube la temperatura

La lluvia seguirá presente en las próximas horas. «El anticiclón vuelve a su posición de Azores, lo que permitirá que lleguen hasta la península aquellas depresiones que se formen en el Atlántico Norte, con sus frentes fríos y sus trenes de olas de fondo», explica Margarita Martín.

De esta forma, el cielo permanecerá hoy cubierto y la lluvia será persistente. La nieve caerá por encima de 800 metros y al final del día subirá 1.000.

También ascenderá ligeramente la temperatura en relación al día anterior. «Se pueden alcanzar 11º-12º de máxima en la costa y en el interior se quedarán entre 7º y 8º», detalla Martín.

El viento será del noroeste e irá girando al oeste y por la tarde, al suroeste, con lo que la lluvia amainará durante unas horas.

Al mismo tiempo llegarán los trenes de olas de fondo del frente frío de la depresión situada al norte de Irlanda. Las olas alcanzarán tres metros de altura significante al final del día.

Mañana, la jornada empezará con viento fuerte del suroeste. El mercurio subirá de madrugada, de manera que en la costa la máxima del día se alcanzará en esa franja y llegará a 13 grados.

Un frente frío pasará a lo largo de la mañana con chubascos acompañados de un giro brusco del viento al noroeste. Mientras, la mar subirá de altura con olas de 3 a 4 metros. Por la tarde, los chubascos se transformarán en lluvia persistente, más intensa en la costa que en el interior.

El jueves estará cubierto todo el día. La lluvia disminuirá en el interior, pero se mantendrá en la costa con viento del noroeste de 40 a 60 kilómetros de velocidad media.

La temperatura máxima volverá a los 10º en la costa y 6º-8º en el interior, según la altitud.

De cara al fin de semana, todo apunta a que a persistirán las malas condiciones. «Entre el sábado y el domingo, el anticiclón seguirá en Azores y dejará pasar los frentes que llegan al Golfo de Bizkaia desde el Atlántico», señala la meteoróloga.

La experta afirma que el día menos lluvioso será el viernes. «Puede haber una pausa sin lluvia de doce horas entre el viernes y el sábado con una subida ligera de las temperatura. El oleaje bajará de altura», señala la experta.

Entre el sábado y el domingo, sin embargo, se espera el paso de otro sistema frontal desde las Islas Británicas, con chubascos de lluvia intensos, y viento fuerte y racheado del noroeste, que traerá una nueva bajada de la temperatura y de la cota de nieve. A no ser que durante la mañana del domingo se abra una ventana entre las nubes, el pronóstico no es precisamente muy favorable para los miles de atletas que tomarán parte en la Behobia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate