Tres pares de ojos bonitos

Gran participación en el concurso de Punto Radio

:: I. RETEGI
Debate entre miembros del jurado y, entre los concursantes, los que finalmente resultarían ganadores./
Debate entre miembros del jurado y, entre los concursantes, los que finalmente resultarían ganadores.

Un enfermero, una joven que se prepara para ser modelo y una niña que todavía tiene mucho tiempo para decidir qué quiere ser de mayor tienen los ojos más bonitos de la Semana Grande, según la decisión del jurado que decidió ayer en Garbera el fallo del concurso organizado por Punto Radio.

Las miradas de Adrián Esnarriaga y Skyara Guridis entre los mayores y los ojazos de la pequeña Luke Fernández Murgiondo cautivaron a un jurado compuesto por el fotógrafo internacional Joseph Cardo, Raquel Valencia (modelo), Iñigo Olasagasti (director de la Agencia FirstModels), Isabel Cortadi (Teledonosti) y Carlos Cilveti, de la firma comercial del mismo nombre.

No lo tuvieron fácil, porque el concurso reunió a muchísimos candidatos: solo entre los más pequeños había más de 200. La elegida fue Luke, que competía por segundo año y acudió acompañada por su abuela. El fotógrafo Kote Cabezudo decía que «es espectacular, tiene unos ojazos muy llamativos. Se ha puesto a llorar, pero aún así destacaba en el grupo».

En el apartado juvenil, el jurado no pudo decantarse por un único ganador y optó por dividir el premio entre Skyara y Adrián. En esta categoría, aseguraban algunos miembros del jurado, la actitud y la expresividad de los candidatos es clave. También lo cree así Adrián Esnarraga, que se presentaba por primera vez a un concurso porque un amigo que también lo hacía «me ha guardado un número sin yo saberlo». «Creo que he ganado por la forma de mirar», decía, añadiendo que «a mí los ojos me gustan muy expresivos». Y, mientras daba a conocer sus preferencias, miraba a la joven con la que compartió el premio, cuya expresividad destacaron también los entendidos.

Aunque solo hubo tres ganadores, Garbera acogió la mayor concentración de ojos bonitos de la Semana Grande. Y, como decía Kelia, que llevó a competir a su hija y acabó participando en el concurso ella misma, «ha sido una experiencia muy bonita, el año que viene también probaremos suerte».