¿Son peligrosas las baterías externas?

Edgar Martínez, ingeniero de audio de Energy Sistem, y Javier Álvarez, coordinador y product manager Mobility, dan respuesta a algunas de las dudas más frecuentes

Iñigo Galparsoro
IÑIGO GALPARSORO

¿Quién no se ha quedado alguna vez sin poder realizar una llamada por falta de batería en el móvil? ¿A quién no se le ha apagado el smartphone en el momento más inoportuno, en mitad de una partida online o mientras disfrutaba de una serie? Por no hablar de que hay a quien a diario se le encienden todas las alarmas (sudores fríos incluidos) cuando el indicador de batería baja del 15% y entra en modo ahorro...

Contar con una powerbank evita muchos imprevistos en el día a día. Y lo cierto es que para muchos ya se han convertido en un complemento imprescindible, especialmente si se tiene la idea de hacer un uso intensivo del smartphones fuera de casa. Eso sí, son varios ya los casos que nos vienen a la cabeza sobre baterías que han explotado y han causado incidentes e incendios. Al respecto, ¿realmente son peligrosas las baterías externas? ¿Y hay un riesgo evidente de que exploten mientras cargan nuestros dispositivos?

En Energy Sistem, un fabricante que entre otras novedades recientemente ha sacado al mercado un pack Yall Edition compuesto por una batería externa un altavoz, lo tienen claro: el uso normal de una batería externa no conlleva ningún peligro para el usuario. «Hoy en día las baterías de litio son las más utilizadas por millones de consumidores y, por tanto, las más seguras» -afirman Edgar Martínez, ingeniero de audio, y Javier Álvarez, coordinador y product manager Mobility de la compañía-. De ahí que no haya ningún riesgo real de que una batería externa pueda estallar».

A nadie se le escapan situaciones como la reciente explosión de una batería externa que obligó a evacuar un vuelo a Ibiza en pleno verano. Al respecto, explican que «es posible que esporádicamente haya habido algunos casos, aunque precisamente son estos incidentes los que han contribuido a mejorar aún más los procesos y certificaciones que deben cumplir los fabricantes para comercializar baterías».

La pregunta es: ¿qué puede provocar que estas baterías externas estallen? Edgar Martínez y Javier Álvarez tiran de una explicación más técnica para dar respuesta: «Las baterías reaccionan cuando están cortocircuitadas durante un periodo de tiempo, es decir, cuando el ánodo y el cátodo están en contacto. No es una condición habitual, pero en raras ocasiones las partículas metálicas microscópicas pueden entrar en contacto con otras partes de la celda de la batería dando lugar a un cortocircuito dentro de la celda». Y, ¿hay alguna diferencia entre que esta batería externa esté cargando un móvil o esté conectada a la corriente eléctrica cargánsose a sí misma? «Si hay paso de corriente en la batería, la reacción se produce de forma más abrupta. Por lo tanto, no hay más riesgo si está conectada a la corriente, pero la reacción es más desmesurada», concretan.

Por todo ello, y para evitar sustos e imprevistos desagradables, las baterías externas cuentan con una serie de medidas de seguridad: OCP (protección para que las baterías no carguen por encima de su tensión de carga máxima - 4.2-4.35V), ODP (protección para que no se descarguen por debajo de su tensión mínima -2.85-3V) y SCP (protección a cortocircuitos). Medidas que, en teoría, deben ser más que suficientes para impedir que nos llevemos cualquier tipo de susto y/o incidente a la hora de cargar nuestros dispositivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos