Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

«La denuncia de la Fiscalía va a marcar un antes y un después, el que quiera filtrar se lo pensará»

«La denuncia de la Fiscalía va a marcar un antes y un después, el que quiera filtrar se lo pensará»

Los tres anestesistas que llevaron el caso de la OPE ante la fiscal creen que el escrito «solo refleja la punta del iceberg»

Iker Marín
IKER MARÍN

«El tiempo nos está dando la razón. Llevamos denunciando este caso desde hace nueve meses y se está demostrando que desde el principio hemos dicho la verdad». Es lo que dicen los anestesistas del Hospital del Alto Deba de Arrasate que denunciaron ante la Fiscalía las supuestas irregularidades de la OPE de Osakidetza. Marta Macho, Roberto Sánchez y Manoel Martínez estaban ayer «muy satisfechos» con el informe que la fiscal superior del País Vasco Carmen Adán ha remitido al juzgado por apreciar indicios de delito por «revelación de secreto». Tres jefes de servicio de Osakidetza deberán declarar como imputados y una docena más deberán testificar como testigos, entre ellos la exdirectora general de Osakidetza, María Jesús Múgica; el exdirector de Recursos Humanos, Juan Carlos Soto; el subdirector del mismo área, Xabier Balerdi; y Andoni Arcelay, director de Asistencia Sanitaria. Sobre estos tres últimos, el escrito de Carmen Adán, señala que las «diligencias que se practiquen con anterioridad» en este caso «determinen la calidad en que han de ser citados». Es decir, no descarta que también puedan declarar como imputados.