Las enfermeras coordinarán la atención integral a los pacientes con cáncer desde la primera cita

Las enfermeras coordinarán la atención integral a los pacientes con cáncer desde la primera cita

El Plan Oncológico vasco 2018-2023 define un modelo asistencial «multidisciplinar y personalizado»

TERESA FLAÑO

La tasa de supervivencia en Euskadi a los cinco años después del diagnóstico de un cáncer es la más alta de Europa y ha ido en aumento desde el año 2000. En el caso de las mujeres es del 59,9%, frente al 58% europeo y español, y en los hombres se encuentra en el 52,2% ante el 48,9% del Estado y el 50,3% de Europa, según las últimas estadísticas globales de 2012. Pero sigue siendo la principal causa de fallecimiento entre los vascos, con 13.500 nuevos casos anuales. Con los datos recabados en los últimos años como base, el Departamento vasco de Salud ha elaborado el Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023 con el objetivo de mejorar esa supervivencia, pero también profundizar en una medicina más personalizada para dar al paciente un tratamiento lo más individualizado posible, donde la persona esté en el centro tanto en el aspecto preventivo como en el modelo asistencial, y donde también las personas, médicos y enfermeras tomen más funciones de acompañamiento al paciente. Todo ello para realizar un abordaje integral del cáncer.

En líneas generales, el plan apuesta por un modelo asistencial, con un enfoque multidisciplinar y un trato humanizado que atienda las necesidades globales de los pacientes. También reducirá los tiempos de diagnóstico y facilitará atención psicológica a los enfermos y a sus familias.

Comité de tumores

Uno de los objetivos es avanzar en la implantación de los comités de tumores en las Organizaciones Sanitarias Integradas (OSis) –un modelo de atención integral que supera la fragmentación asistencial entre Atención Primaria y Especializada, y se responsabiliza de una demarcación geográfica determinada– que cuentan con un servicio de oncología con equipos multidisciplinares que gestionan los procesos oncológicos diseñando los circuitos, especificando los tratamientos y seguimientos óptimos así como la evaluación de los resultados para la mejora de dichos procesos. «Estos equipos, cuya función históricamente ha sido la revisión de los casos clínicos para la toma de decisiones multidisciplinares, deben adquirir un protagonismo esencial, trascendiendo a la revisión de casos y convirtiéndose en equipos de conocimiento y decisión del proceso oncológico», explicó ayer el consejero vasco de Sanidad, Jon Darpón, en el presentación del plan.

Si cada paciente dispondrá de un médico responsable en cada servicio por el que transite su proceso que le informará de las decisiones del comité y con el que abordará las distintas opciones de tratamiento, también contará con una enfermera de enlace, una figura que ya existe pero que se va a potenciar, que estará integrada en el comité de tumores y será la encargada de guiar al enfermo a lo largo de todo el tratamiento, desde la atención primaria de forma que le facilitará toda la burocracia como citas para las distintas pruebas, fechas para preoperatorios...

En cuanto a la mejora de los sistemas de información, el reto está en que la histórica clínica electrónica aporte una información integral del paciente –citas, operaciones, calidad de vida o efectos secundarios– que incluya también resultados de los tratamientos que se le aplican con el fin de poder evaluarlos. Para ello se va a implantar Onkobide, «un sistema que va permitir al personal médico obtener información y resultados de la medicación administrada durante todo el proceso».

Además, se van a concentrar en unidades asistenciales de referencia los procesos oncológicos quirúrgicos de alta complejidad y baja prevalencia. El plan establece que estas intervenciones deben centralizarse en lugares donde se pueda reunir toda la experiencia necesaria y evaluar además los resultados obtenidos.

La presentación en San Sebastián del Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023
La presentación en San Sebastián del Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023 / Sara Santos

Las claves

Tasa de supervivencia
Se sitúa, según datos de 2012, en el 59,9 % en mujeres y en el 52,2 % en hombres, unas cifras superiores a las media nacional y europea
Estrategias de prevención
Habrá mejoras en los cribados de cáncer de mama y colon para incrementar la población a la que se quiere generalizar estas pruebas hasta el 90 % del total
Atención personalizada
Se busca un desarrollo de la medicina «personalizada» o «de precisión»
Cáncer infantil
El plan tiene por objetivo desplegar la atención paliativa domiciliaria en el final de la vida del menor con seguimiento y apoyo a las familias que atraviesan esta situación
Mejoras en organización
consiste en avanzar y reforzar el papel de los Comités de Tumores en las OSIs
Integración de Onkologikoa en Osakidetza
Uno de los objetivos del plan es desplegar los «mecanismos necesarios» para que al término de la duración del concierto entre Onkologikoa y Osakidetza «se supere el modelo de integración funcional

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos