María Victoria Cinto: «Hubo intimidación y la ley contempla que eso también es agresión sexual»

La jueza María Victoria Cinto, vocal del CGPJ/LOBO ALTUNA
La jueza María Victoria Cinto, vocal del CGPJ / LOBO ALTUNA

«La sentencia no es firme y, por tanto, deberá evaluarse si se han agravado las condiciones de los penados para obligarles a volverentre rejas»

ANA VOZMEDIANO

La jueza donostiarra María Victoria Cinto fue presidenta de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa y ahora es vocal del Consejo General del Poder Judicial. Mujer precisa y didáctica, tras advertir que todavía no ha leído la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra sobre 'La Manada', destaca que la intimidación es una de las dos causas para que una relación sexual no consentida se considere agresión (violación) y que los dos votos particulares de los magistrados abren la puerta para que el Tribunal Supremo debata si lo que sufrío la chica en aquel portal y en aquellos Sanfermines de 2016 fue abuso o agresión.

- Los jueces que han dictado sentencia admiten el relato de la víctima, pero mantienen el abuso como figura penal. ¿Hace falta que a una mujer le muelan a golpes para que quienes juzgan el delito admitan que ha habido violación?

- No, no hace falta. Hay que aclarar los conceptos. El abuso se produce cuando se obliga a mantener unas relaciones sexuales a alguien sin que medie ni violencia física ni intimidación. En el momento en el que, además de falta de consentimiento, existe violencia física o intimidación es una agresión. En ambos casos se invade la esfera sexual de otra persona y se le obliga a mantener relaciones que no quiere, pero en circunstancias diferentes.

- Los votos particulares de dos de los cinco jueces, esta vez, son para considerar que lo que ocurre es agresión. Nadie plantea la absolución como ocurrió en el tribunal provincial navarro.

- Insisto en que no he leído esta sentencia, pero sí la anterior. Lo que describían era una agresión por el contacto intimidante para la víctima y los dos compañeros del voto particular han visto lo mismo que yo. Cinco hombres frente a una mujer en un portal, obligándole a hacer lo que ellos querían es intimidación. Creyeron a la chica, dieron por probado lo que ocurría. Y a mi juicio, era agresión y no abuso.

- Los abogados de los delincuentes de 'La Manada' ya ha anunciado que van a recurrir al Tribunal Supremo. ¿Qué puede pasar ahora?

- El Supremo no va a modificar los hechos probados, sería muy complicado y poco habitual. El letrado de los acusados puede pedir la absolución, pero en principio lo que se dicutirá de nuevo es si se trata de abuso o de agresión. En el recurso de casación es casi imposible modificar los hechos probados.

- ¿Cuánto puede tardar el Tribunal Supremo es hacer pública su sentencia?

- No lo sé, pero tal y como está la Sala II se puede calcular un año.

«Deberá analizarse ahora si se ha agravado el riesgo de fuga y los acusados deben volver a la cárcel»

- Durante ese tiempo, ¿pueden seguir en libertad condicional? La vicepresidenta del Gobierno ha anunciado que lo lógico es que vuelvan a prisión de forma más o menos inmediata.

- La sentencia no es firme y, por tanto, deberá evaluarse si se han agravado las condiciones de los penados para obligarles a volver entre rejas. Probablemente se analizará si el riesgo de fuga es mayor ahora que cuando se les concedió en su momento.

- ¿Cuánto tiempo les puede quedar de estancia en la cárcel?

- Si se ratifica la pena de nueve años se les descontarán los dos años de prisión provisional que han cumplido y los días que estuvieron detenidos. El tiempo que han disfrutado de la libertad condicional solo descuenta una parte de aquellos días que han tenido que ir al juzgado a presentarse. Se detraen esos días, pero no todo el periodo de tiempo.

- La reforma legal que se está preparando, ¿puede cambiar las cosas y las interpretaciones?

- La idea es llamar a todo agresión sexual, exista violencia o intimidación o no. Habrá que ver el texto que se somete a aprobación.

«En principio, lo que hará el Supremo es debatir si fue abuso o fue agresión, no la absolución»

- La reacción social de la anterior sentencia, ¿puede influir en los magistrados del Supremo?

- No debería... La contestación de la ciudadanía no tendría que influir, porque los jueces lo que tenemos que hacer es juzgar las pruebas. Eso es así, pero también es verdad es somos personas, que deberíamos ser inmunes, pero que no somos máquinas.

«El problema está en la interpretación del Código»

«No la entendemos como tampoco la sociedad comprende, que se siga negando la intimidación y la coacción y, por tanto, la agresión sexual. Las diferentes interpretaciones de los magistrados demuestran que el mayor problema en este caso no es el Código en sí sino su interpretación». Es la primera declaración realizada ayer por el Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde. En una nota hecha pública ayer, recordaron que el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, más conocido como Convenio de Estambul, es muy claro al señalar que las relaciones sexuales sin consentimiento son violación. « El mayor problema es el machismo. Este caso demuestra, entre otras cosas, que aún queda un gran camino que recorrer. Lo más grave es el mensaje que enviamos a las mujeres agredidas pero también a quienes cometen dichas agresiones».

Aunque no se convocó ninguna concentración en Gipuzkoa, decenas de personas se manifestaron ayer ante la sede del Ministerio de Justicia en Madrid, dirigido por la ministra Dolores Delgado, entre gritos de «Tranquila, hermana, aquí está tu manada»; «Jueces, fiscales, también son culpables» o «Yo si te creo» y con pancartas de «¡No es abuso, es violación!». Organizaciones feministas Organizaciones y colectivos feministas volvieron a rechazar la sentencia, pero matizaron es «más respetuosa» que la que emitió la Audiencia Provincial de Navarra.

Más noticias

 

Fotos

Vídeos