Educación niega que se desentienda del conflicto de la concertada

Olatz Garamendi y Cristina Uriarte, en la comparecencia de esta mañana/
Olatz Garamendi y Cristina Uriarte, en la comparecencia de esta mañana

La consejera de Educación asegura que su departamento trabaja con discreción en temas como la recolocación de los docentes

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

El Gobierno Vasco vive con preocupación el conflicto entre los sindicatos vascos -ELA, Steilas, CC OO, LAB y UGT-, y la patronal de los centros de iniciativa social de la red concertada de la educación vasca y no es cierto que no esté trabajando para solucionarlo. Así lo ha declarado esta mañana la consejera Cristina Uriarte durante la valoración realizada sobre las últimas huelgas en el sector. También ha puntualizado que además de realizar su labor con discreción aunque esa actitud «fuera contra nosotros», el departamento se ha centrado en intentar avanzar en las líneas que corresponden a su ámbito, principalmente en la recolocación de los docentes que se queden en paro al desaparecer aulas por el descenso de natalidad.

Los sindicatos tienen convocados otros cuatro días de huelga a partir del día 1 del mes que viene y otros dos en mayo, si antes no se alcanza un acuerdo sobre el convenio en los centros de iniciativa social. Hasta la fecha, durante este curso ya han tenido lugar 18 jornadas de paro.

En su comparecencia, Uriarte ha comentado que «en los últimos meses hemos mantenido más de treinta reuniones» con todos los implicados, es decir patronales, centrales y familias, para tratar de buscar salidas a una situación que califica de «compleja» y «especialmente preocupante para los alumnos» porque se debe poder conciliar el derecho a la educación y el derecho a la huelga. «Hay que garantizar el derecho a acudir a clase con normalidad y ahí esta la responsabilidad de cada uno», ha apuntado. Para ello pide a las partes involucradas en el conflicto que «trabajen para encontrar una solución y que huyan de actitudes maximalistas», porque está convencida de que «las posturas no están tan alejadas» como parece aunque también asegura que «este cruce de acusaciones no es algo común» y aboga por «el trabajo, el debate y la negociación»

Sí ha criticado a los que «nos han acusado de no actuar a pesar de ser conocedores de nuestra labor». Ese trabajo se ha centrado, teniendo en cuenta que «se trata de un conflicto laboral en el que no nos corresponde inmiscuirnos», en la recolocación ante «la inquietud» que existe en el Departamento de Educación por el descenso de la natalidad. Además de buscar plazas en otros centros a los docentes que se vean afectados por el cierre de las aulas, también se está trabajando en otros aspectos como el rejuvenecimiento de la plantilla a través de incentivos desde la administración como puede ser facilitando los contratos relevo, según ha explicado la viceconsejera de Administración y Servicios de la consejería, Olatz Garamendi.

A pesar de que la consejera Cristina Uriarte opina que las diferencias no son demasiado grandes entre las posturas de la patronal y los sindicatos, la sensación es bien diferente. Kristau Eskola ha mantenido alguna reunión bilateral con cada central por separado, pero no ha llamado a la plataforma conjunta para presentar nuevas propuestas, a pesar de que estas han realizado presión con 12 días de huelga desde enero. Esta actitud está siendo duramente criticada por los sindicatos.