Crean un robot-cucaracha que sigue funcionando aunque lo aplastes

robot cucaracha
El robot, al igual que las cucarachas, podría desplazarse por lugares de difícil acceso.

Puede desplazarse tan rápido como el insecto e incluso portar pequeñas cargas

DV

Un nuevo robot del tamaño de un insecto creado por investigadores de la Universidad de California, Berkeley, puede correr por el suelo casi a la velocidad de una cucaracha. Y no quedan ahí sus habilidades: también es tan resistente como los por muchos odiadios bichos, pudiendo ser aplastado debajo de un pie humano para después seguir caminando.

«La mayoría de los robots a esta pequeña escala en particular son muy frágiles. Si se aplastan, lo más probable es que se destruyan», , explica Liwei Lin, profesor de ingeniería mecánica en UC Berkeley y autor principal de un nuevo estudio publicado en «Science Robotics». «Descubrimos que si pisamos a nuestro robot, aún funciona más o menos».

Los robots pequeños y duraderos como estos podrían ser una ventaja crucial en misiones de búsqueda y rescate, llegando a lugares donde los perros o los humanos no pueden acceder, o donde puede ser demasiado peligroso meterse. «Por ejemplo, si ocurre un terremoto, es muy difícil para las máquinas o los perros encontrar vida debajo de los escombros, necesitamos un robot de tamaño pequeño que sea ágil y robusto», afirma Yichuan Wu, estudiante graduado en ingeniería mecánica en UC Berkeley.

El robot, que es aproximadamente del tamaño de un sello de correos grande, está hecho de una lámina delgada de un material piezoeléctrico llamado fluoruro de polivinilideno (PVDF). Los materiales piezoeléctricos son únicos, ya que la aplicación de voltaje eléctrico hace que los materiales se expandan o contraigan.

Los investigadores cubrieron el PVDF en una capa de un polímero elástico, lo que hace que la lámina entera se doble, en lugar de expandirse o contraerse. Luego agregaron una pata delantera para que, a medida que el material se dobla y se endereza bajo un campo eléctrico, las oscilaciones impulsan el dispositivo hacia adelante en un movimiento de «salto».

El robot es capaz de arrastrarse por el suelo a una velocidad de 20 longitudes de cuerpo por segundo, una rapidez comparable a la de una cucaracha y que lo coloca como el rsobot a escala más rápido en su especie. Además, puede atravesar tubos, subir pequeñas pendientes y transportar pequeñas cargas, como un cacahuete.

Quizás lo más impresionante es que el robot, que pesa menos de una décima parte de un gramo, puede soportar un peso de alrededor de 60 kilogramos, aproximadamente el peso de un humano promedio, que es aproximadamente 1 millón de veces el peso del robot. «La gente puede haber experimentado que, si pisas la cucaracha, es posible que tengas que molerla un poco, de lo contrario la cucaracha aún puede sobrevivir y escapar», afirma Lin.

El robot está actualmente «atado» a un cable delgado que lleva un voltaje eléctrico que impulsa las oscilaciones, pero el equipo está experimentando con agregar una batería para que la cucaracha robótica pueda deambular independientemente. También están trabajando para agregar sensores de gas y están mejorando el diseño para que sea capaz de evitar obstáculos.

Temas

Robots