El PSOE censura al PP por empadronar a Maroto en Segovia para hacerle senador

Casado aplaude a Maroto en un acto de la pasada campaña electoral en Vitoria./BLANCA S. CASTILLO
Casado aplaude a Maroto en un acto de la pasada campaña electoral en Vitoria. / BLANCA S. CASTILLO

Los socialistas de Castilla y León reprochan al vitoriano haber ido en contra de «nuestra integridad territorial al querer anexionar Treviño a Euskadi»

Elisa López
ELISA LÓPEZSAN SEBASTIÁN.

La decisión de Pablo Casado de colocar como senador de Castilla y León a Javier Maroto ha desatado una auténtica tormenta política en el Parlamento autonómico. El PSOE arremetió ayer contra este movimiento de ficha del presidente del PP en favor del exalcalde de Vitoria y vicesecretario de Organización del partido. El líder socialista de la comunidad mostró el enfado ante esta falta de respeto por «esta tierra y su gente» y recordó la posición contraria a los intereses de Castilla y León del dirigente vasco en asuntos como su pretendida anexión de Treviño a Euskadi o la fiscalidad vasca. Luis Tudanca reprochó que además de haberse empadronado en un pueblo de Segovia «ha atacado nuestra integridad territorial». Criticó con dureza que la propuesta de «colocar a un vitoriano que se quedó fuera del Congreso tras no conseguir su escaño en Álava, como senador representante de nuestra comunidad». En este sentido, subrayó que se trata de otro ejemplo más de «cómo el PP de Castilla y León utiliza la autonomía como muestra de vasallaje con Madrid».

La opción de que el exalcalde alavés ocupe el único puesto de senador en Castilla y León es una maniobra del líder popular a favor del dirigente vasco para darle la portavocía en el Senado.

De momento, y como primera medida, el PSOE castellano-leonés anunció ayer mismo que no descarta votar en contra de sus propios candidatos a ocupar un puesto en el Senado por designación autonómica con el fin de evitar que el dirigente vitoriano pueda ser elegido como senador, ya que la votación es conjunta.

Lo dijo la viceportavoz de los socialistas en el Parlamento autonómico, Virginia Barcones, que no descartó esta posibilidad, aunque insistió en que el grupo tomará las decisiones «en su justo momento». «Cuando lleguemos a ese río cruzaremos ese puente», repitió la socialista en varias ocasiones.

Ante la polémica suscitada ayer, el secretario general del PP, Teodoro García-Egea, se apresuró a salir en defensa del vitoriano. Afirmó que cualquier español puede representar a cualquier territorio en las Cortes Generales. «Maroto lo va a hacer muy bien, y Segovia tiene la suerte de tener a una persona como él, con gran influencia y una gran capacidad de trabajo en la dirección nacional del PP», destacó. Para García Egea, su designación será «algo bueno para Castilla y León».