Fin de semana frío y con inestabilidad

Un surfista ayer sobre una ola en Ondarreta./j. m. lópez
Un surfista ayer sobre una ola en Ondarreta. / j. m. lópez

Podría nevar hoy a 1.000 metros y el domingo electoral estará dominado por los grandes claros

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA

Llega un fin de semana que en lo meteorológico se presenta inestable y con temperaturas frescas, o tal vez habría que decir frías. El domingo es, además, jornada de elecciones. En esta ocasión, nadie podrá atribuir a la adversa meteorología el índice de abstención, toda vez que no se pronostican fenómenos desfavorables.

El pronóstico efectuado por Margarita Martín, delegada de Aemet en Euskadi, anuncia para hoy la aproximación de un frente frío que recorrerá el Cantábrico. «En Euskadi el cielo estará cubierto y con chubascos, a veces acompañados de tormenta, que se extenderán de oeste a este. Afectarán a Bizkaia, vertiente cantábrica de Álava y Gipuzkoa, y pueden ser fuertes en zonas costeras. Serán de nieve por encima de 1.000 metros en el interior», afirma Martín.

El viento será del oeste, que alcanzará fuerza media 7 en la costa. La borrasca generará olas de fondo en Gran Sol, que llegarán como mar de fondo al Golfo de Bizkaia, por lo que se ha activado el aviso amarillo.

Las máximas serán de 15º-17º en la costa y 13º-14º en el interior. Las mínimas se quedarán entre 3º y 4º en el centro y sur de Álava y 4º-6º en Bizkaia y Gipuzkoa.

Aviso amarillo por olas de hasta 4 metros

La Dirección de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco ha activado este viernes el aviso amarillo ante la previsión de que se registren olas de hasta cuatro metros, según ha informado el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco en una nota.

El aviso por riesgo marítimo-costero para la navegación en las dos primeras millas se prolongará hasta la medianoche. Está previsto que la altura de ola significante ronde entre los 3,5 y los 4 metros.

Mañana, una cuña anticiclónica ocupará el Golfo de Bizkaia durante las horas centrales del día, de forma que se abrirán grandes claros en el cielo, «aunque efímeros, pues la misma baja del día anterior va a enviarnos otro frente al final de la tarde, con chubascos de lluvia en Bizkaia y Gipuzkoa. En este última territorio serán más intensos y persistentes. La temperatura descenderá acusadamente al final del día», señala Martín. Las mínimas, a primera hora de la mañana, serán 2-3 grados más bajas que las del día anterior y las máximas, al mediodía, 2-3 más altas.

Y el domingo, durante la madrugada terminará de pasar el frente frío que habrá llegado el sábado por la tarde-noche y dejará lluvia en la costa, sobre todo en la de Gipuzkoa.

Por la mañana, sin embargo, el anticiclón volverá a instaurarse en el Golfo de Bizkaia y producirá grandes claros, que persistirán el resto del día. Las temperaturas mínimas y máximas no experimentar grandes cambios. Serán de 16º-18º en el interior y de 14º-16 en la costa. La mar volverá a bajar de altura, con olas de tres metros.