La lluvia y el viento acaban con una jornada de calor récord

Una galernilla ha dado por finalizada una calurosa jornada en San Sebastián/Jose Mari López
Una galernilla ha dado por finalizada una calurosa jornada en San Sebastián / Jose Mari López

El centro meteorológico de Igeldo ha registrado la temperatura más alta en sus 91 años de historia

XABIER GARATE

Jornada sofocante en Gipuzkoa. La imagen más repetida del día ha sido la de paseantes buscando la sombra y evitando las zonas cálidas. Eso sí, con la botella de agua en la mano para no deshidratarse. Tampoco han faltado los chapuzones en la playa y piscinas para intentar rebajar la temperatura corporal. La lluvia y el viento han acabado con un martes veraniego.

Afortunadamente, para muchos, las temperaturas han comenzado a disminutiuir durante la tarde tras un cambio en la dirección del viento hacia el Noroeste. Aunque la anunciada galerna ha perdido fuerza a su llegada a Gipuzkoa se ha dejado notar el descenso de temperaturas y sobre todo las fuertes rachas de viento. En el aeropuerto de Hondarribia el Airbus A319 que debía aterrizar a las 17.55 horas procedente de Barcelnan no lo ha podido hacer por culpa del fuerte viento.

Las tormenta han llegado antes de las 20 horas al interior de Gipuzkoa y las más activas se han dirigido hacia la costa. Aemet registra tormentas en grandes áreas del interior de Bizkaia y Álava tras este cambio del viento, con velocidades de hasta 107 km/h (Untzueta, Orozko). En Gipuzkoa no han llegado a tanto, aunque se han alcanzado los 77 km/h en la isla Santa Clara hacia las 19.30 horas.

Antes de este cambio las temperaturas han sido sofocantes y de récord, como ha podido comprobar cualquier persona que haya pasado unos instantes bajo el sol. El observatorio de AEMET en el monte Igeldo de San Sebastián ha registrado su máximo histórico, nada menos que 39º. La temperatura más alta medida en sus 91 años de historia y que se ha registrado entre las 16 y las 17 horas:

La ola de calor que azota el territorio estos días ha mostrado este martes su cara más dura, con máximas de 40 grados en el interior. Tal y como anunciaban las previsiones, los termómetros se han disparado y han superado los 40 grados en algunos puntos del interior de Gipuzkoa. En el litoral, las temperaturas han sido ligeramente inferiores.

Más

Las altas temperaturas no han sorprendido a nadie ya que desde primera hora de la mañana, los termómetros ya vaticinaban que la de este martes iba a ser una jornada muy calurosa.

En Donostia se han pasado de los 37 grados al mediodía a los 28 unas horas después.
En Donostia se han pasado de los 37 grados al mediodía a los 28 unas horas después. / Ainhoa Múgica

En Hondarribia, por ejemplo, las temperaturas subían casi 10 grados en tan solo una hora. Según ha avanzado el día, el mercurio ha ido subiendo hasta alcanzar temperaturas de más de 40 grados en localidades como Azpeitia (41,4), Alegia (40,5 grados) o Arrasate (40,1 grados). Por su parte, en localidades costeras como Zarautz o Donostia las temperaturas máximas se han situado por encima de los 38 grados.

Más calor para mañana

Este miércoles seguirá haciendo mucho calor. Por eso, Euskalmet mantiene la alerta naranja por temperaturas extremas en el interior del territorio (de 12 a 21 horas) y lo rebaja a aviso amarillo en la costa. Además, se mantendrá activado el aviso amarillo por riesgo forestal en el conjunto de Euskadi, ya que «la combinación de factores como las altas temperaturas, el viento de componente sur y la baja humedad relativa hacen que el riesgo sea alto».

El Departamendo de Seguridad del Gobierno Vasco ha emitido varios consejos de seguridad para un día tan caluroso como el de hoy. «Beber mucha agua, no realizar grandes esfuerzos físicos, evitar estar al sol y buscar la sombra en las horas centrales del día, llevar ropa ligera y mantener la casa fresca».

Previsiones

MIÉRCOLES
Habrá brumas y nieblas por la mañana, que darán paso a cielos bastante despejados. Ya a última hora se nublará más y habrá posibilidad de lluvias aisladas. Las temperaturas máximas descenderán en la cornisa cantábrica, sobre todo en la costa.
JUEVES
Amancerá el día con pocas nubes, pero por la tarde se irá encapotando y vendrá viento del norte, o que bajará las temperaturas máximas. Por la noche podría llover.
VIERNES
Cielos nubosos o muy nubosos y precipitaciones que podrían ser abundantes. Las temperaturas máximas bajarán bruscamente