«Corremos demasiado: los motoristas no podemos quitarnos toda la culpa»

«Corremos demasiado: los motoristas no podemos quitarnos toda la culpa»

Tres 'moteros' guipuzcoanos reflexionan sobre el riesgo de siniestralidad de los conductores | En lo que va de año seis motoristas han fallecido en las carreteras vascas, tres de ellos en Gipuzkoa

Judith Urquijo
JUDITH URQUIJO SAN SEBASTIÁN.

Aquellos que han conducido alguna vez una moto y un coche ya conocen la diferencia que existe entre ambos. La moto ofrece una mayor sensación de libertad y velocidad, pero su conducción lleva aparejados más riesgos y menos protección que la de un coche. «El coche al final tiene cuatro ruedas y cuando frenas vas a tener una mayor estabilidad. Cuando vas en moto estás condicionado por muchos factores como el asfalto, la lluvia o los peatones», explica un experto motorista guipuzcoano. Ellos son los conductores de vehículos a motor más expuestos en carretera. El eslabón más débil. Y así lo demuestran los datos.

En lo que va de año, seis motoristas han fallecido en las carreteras vascas. El último fue Imanol A.G. un donostiarra de 51 años. Este motorista que la tarde del pasado sábado resultó herido grave en un accidente ocurrido en Donostia, falleció el pasado domingo por la mañana en el centro sanitario en el que se hallaba ingresado. La víctima presentaba lesiones de extrema gravedad de las que no pudo recuperarse. Con su muerte son ocho las personas que este año han perdido la vida en siniestros de tráfico ocurridos en Gipuzkoa. Tres eran motoristas.

Un grupo de moteros guipuzcoanos reflexionan sobre el riesgo de accidentalidad de los conductores de motos. Lamentan las víctimas mortales en las careteras vascas y piden precaución en la carretera. «A veces se corre demasiado. Los motoristas no podemos quitarnos toda la culpa», afirman. Además, recuerdan los peligros de los guardarraíles y de las pinturas deslizantes de los pasos de cebra en la conducción de las motos.

Manu Muñoz | Megas Gipuzkoa «Hay muchas cosas por mejorar en la carretera»

«Me parece increíble que en los pocos meses que llevamos de año sean ya seis los motoristas que han fallecido en las carreteras vascas. Es un número alto, pero desgraciadamente todos los años es así». Así se expresa Manu Muñoz, presidente del Club Megas Gipuzkoa y asegura que son cifras que se podrían evitar si se tomasen ciertas medidas.

«Es cuestión de pelear entre todos para mejorar. En cuanto a las carreteras, por ejemplo, hay muchas cosas que se podrían mejorar. Empezando por eliminar la pintura deslizante que se usa para marcar los pasos de cebra hasta evitar los quitamiedos. Todo ello es un peligro para los motoristas», explica el presidente del Club.

«El coche al final tiene cuatro ruedas y cuando frenas vas a tener una mayor estabilidad. Cuando vas en moto estás condicionado por muchos factores como el asfalto, la lluvia o los peatones», añade.

Aunque también achaca la posibilidad de tener un accidente a otros factores. «La presencia en las carreteras de conductores inexpertos, despistes y fatiga son elementos que influyen de forma notable en las posibilidades de que nos llevemos un susto. También influyen en la gravedad de los accidentes otros factores como la velocidad inadecuada, el consumo de alcohol, las drogas o el uso del móvil mientras se conduce».

El presidente del Club asegura que cada vez son más los que dejan el coche de lado por lo que hay que prestar especial atención a las motocicletas. «Cada vez son más los que prefieren moverse en moto, por lo que es importante pensar a futuro en cuanto a tomar mejores medidas de seguridad».

Juango Briega | Plataforma Motera «Muchos se creen que están en una carrera»

Juango Briega, el director de la Plataforma Motera de Donostia, cree que se necesita más conciencia por parte de algunos moteros. «A veces se corre demasiado. No podemos quitarnos toda la culpa. Muchos motoristas se creen que están en un circuito de carreras donde el asfalto es perfecto y van a toda velocidad. Parece que no se dan cuenta que de que hay muchos factores que pueden hacer que corras peligro», explica Briega.

«En cualquier momento te puede aparecer un animal o te puedes encontrar con piedras y palos por el camino. Yo me he llegado a encontrar botellas de champán en la carretera, así que imagínate como está todo», se lamenta.

Asimismo, cree que hay que hacer un esfuerzo por mejorar la educación vial. «Nos hace falta a todos y a sobre todo a los chavales. Ven que la moto pasa por cualquier lado y muchas veces se saltan todas las normas y se acaban llevando un buen susto».

Aunque también reconoce que existen otros factores que afectan en la conducción. «Siempre reivindicamos lo mismo desde nuestro colectivo últimamente estamos haciendo bastante hincapié en el tema de la pintura deslizante que se usa para pintar ciertos tramos en las carreteras. En cuanto caen cuatro gotas resbala muchísimo y las ruedas pierden todo su agarre. En cuanto tocas un poco el freno te vas al suelo de inmediato».

«Tampoco podemos olvidarnos de los guardarrailes, otro tema del que no dejamos de hablar. Son un peligro para nosotros», apostilla.

Javier Romero | Real Motor Club «Vivimos con prisas y eso se ve en la carretera»

«Cualquier iniciativa para mejorar la seguridad de los que vamos en moto va a ser bien recibida y aplaudida por nuestro colectivo. Ninguna precaución es poca, ni demasiada seguridad es suficiente». Así se expresa Javier Romero, presidente del Real Motor Club de Gipuzkoa.

Este donostiarra lleva desde los 14 años subido a una moto y sabe bien de lo que habla. Para él, una de las principales causas de los accidentes en carretear es la velocidad con la que nos movemos a todos los lados. «Estamos en una sociedad que vive con prisas. Vamos corriendo a todos los lados y luego pasa lo que pasa. Muchos accidentes son debido a repartidores que van a toda velocidad y sin cuidado».

También cree que la falta de atención al volante es una de las principales causas de accidentalidad. «Hablar por el móvil, encender un cigarrillo, sintonizar la radio, teclear el destino en el GPS... Las distracciones se han convertido en la principal causa de los accidentes mortales o con heridos graves. Concretamente los GPS han hecho mucho daño. Los conductores cada vez van más distraídos en el coche y eso lo pagamos los moteros».

Aunque tampoco se olvida de otros factores externos como la pintura deslizante de las carreteras o los guardarrailes que perjudica.

«Llevamos años luchando con el cambio de las protecciones de llamados quitamiedos. Cuando un motorista cae al suelo, evidentemente el impacto puede ser contra esos soportes que son como cuchillas. Te pueden crear amputaciones para toda la vida o incluso pr5ovocarte la muerte. Es un tema que siempre reivindicamos desde el sector, pero no depende de nosotros sino del presupuesto de las diputaciones para emprender un cambio necesario».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos