Mar, carretera y ferrocarril conectan la Eurorregión

Vista de la bahía de Txingudi desde Hondarribia con el puerto de Hendaia enfrente y el monte La Rhune al fondo. /F. de la Hera
Vista de la bahía de Txingudi desde Hondarribia con el puerto de Hendaia enfrente y el monte La Rhune al fondo. / F. de la Hera

Dos décadas de cooperación transfronteriza en turismo han traído avances en movilidad entre las regiones

M. MANGAS

La Eurorregión es tierra fronteriza y sus habitantes, motivados muchas veces por el disfrute del turismo y del ocio, se desplazan por ella en confianza y con naturalidad. Quienes en verano van desde Pamplona o Irun a pasar el día a la playa de Hendaia rara vez se sienten extranjeros; tampoco los guipuzcoanos que un sábado de primavera se animan a subir al La Rhune. Son más vecinos que turistas, como las familias de Iparralde que llegan a Donosti para una tarde de compras o una noche de copas y pintxos.

A pesar de las líneas reales o imaginarias que separan estados y comarcas, Navarra, Nueva-Aquitania y Euskadi coexisten en un territorio que comparte historia, lengua, cultura y formas de vida. Un conjunto regional atractivo no solo para los casi nueve millones de personas que residen en él sino también para los miles de turistas que cada año lo visitan.

Infraestructuras

13 puertos deportivos:
Euskaquitaine promociona desde 2000 los puertos de la Eurorregión y trabajan para mejorar los servicios de cara a los usuarios.
Los puertos
Euskadi.
Hondarrabia, Donostia, Orio, Getaria, Zumaia Getxo.
Nueva Aquitania.
Burdeos, Port Médoc, Arcachon, Capbreton, Brise Lames-Anglet, San Juan de Luz, Hendaya.

La Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra abarca en sus 100.000 kilómetros cuadrados numerosos rincones seductores para el turismo y el ocio. Más allá de los comportamientos de compra transfronterizos, que requieren de una infraestructura capaz de sostener la movilidad de cientos de personas cada día, la entidad interregional cuenta con una amplia oferta de equipamiento cultural: Museo Guggenheim, Bellas Artes, Chillida Leku, Museo San Telmo de Donostia, Centro Internacional de Cultura Contemporánea Tabakalera, Museo Oteiza en Alzuza, Museo Oiasso de Irun, Museo Vasco de Bayona o el Museo Bellas Artes de Burdeos -Patrimonio Mundial de la Unesco-. La Eurorregión posee también innumerables excursiones por mar y montaña, así como estructuras que ofrecen servicios y actividades en relación al mundo natural como el Aquarium de Donostia y el de Biarritz o el Museo de Ciencias y la Naturaleza de Burdeos.

Trenes y autobuses

En estos veinte años de cooperación interregional, la Eurorregión ha mejorado el flujo de tráfico para usuarios transfronterizos y ha optimizado la movilidad para el turismo. La intermodalidad de la red ferroviaria francesa SNCF con Euskotren y Renfe y la conexión con otros medios de transporte en la estación de Hendaia ha facilitado la movilidad en tren. Por carretera también han sucedido avances. Se ha recuperado el servicio interplayas Hondarrabia y Hendaia que operaba solo en verano. El transporte interurbano transfronterizo se ha facilitado a través de las redes públicas como Lurraldebus en Gipuzkoa o por los operadores privados que incluso llegan a conectar el aeropuerto de Biarritz con Donostia.

Para quienes transitan por mar, la red de puertos deportivos Euskaquitaine ofrece en su plataforma información turística sobre los trece puertos de la Eurorregión.

El turismo, una potencialidad conjunta

Según el último Plan Estratégico de la Eurorregión, «los márgenes de mejora del turismo son importantes, en un horizonte temporal de corto plazo». El turismo constituye una actividad cada vez más importante en el conjunto regional, con un peso más elevado en términos de porcentaje del PIB en Nueva Aquitania.

Aunque existen cooperaciones que datan de muchos años atrás en la zona costera fronteriza, en especial entre Biarritz y Donostia, «la generalización de las visitas» al conjunto del territorio eurorregional, incluyendo las grandes ciudades como Bilbao, Burdeos y Pamplona, «multiplica las oportunidades conjuntas». Por tanto, «abordar una promoción turística común desde la Eurorregión hacia mercados exteriores es fundamental».