Euskotren ultima una revolución de horarios en Gipuzkoa ante el incremento de viajeros

Una multitud de viajeros se sube al tren en la estación de Irun. /
Una multitud de viajeros se sube al tren en la estación de Irun.

A fin de año, habrá servicio cada 15 minutos, a todas horas de lunes a sábado, entre Donostia e Irun; entre Herrera y Amara, cada 7,5; y entre la capital y Zumaia, cada 30

JUANMA VELASCO

La revolución ferroviaria que va a suponer dentro de cuatro años la puesta en servicio del Metro soterrado por el centro de Donostia, con paradas en La Concha y el Antiguo, va a tener un aperitivo de lujo para los miles de viajeros que a diario usan la línea de Euskotren en Gipuzkoa. En pocos meses, los usuarios que viajan en la línea entre Irun y Donostia -el año pasado se registraron 4,6 millones de desplazamientos- podrán tener a todas horas del día y de lunes a sábado esa sensación de «disponibilidad» de servicio de tren que se tiene cuando ya casi «no es necesario mirar ni el reloj ni el horario de la tabla» porque se tiene la certeza de que en pocos minutos va a llegar un nuevo convoy a la estación. Y esto es así porque está previsto que a final de año se mejoren las frecuencias entre Irun y Donostia y entre Amara y Herrera. En el primero de los casos, habrá servicio de Metro cada 15 minutos a todas horas, de lunes a sábado. Entre Herrera y Donostia, en cambio, todos los trenes de lunes a sábado serán cada 7,5 minutos. Pero los cambios no se quedan aquí. La mejora de frecuencias abarca también a la línea entre Zumaia y Donostia, con trenes cada 30 minutos a todas horas. Además, cuando en verano entre en servicio la estación de Altza se ofrecerán metros cada 15 minutos.

La mejora de frecuencias que tiene previsto implantar Euskotren entre Zumaia e Irun viene a corroborar una fórmula casi matemática que la compañía ferroviaria ha experimentado con éxito: cada vez que se aumentan las frecuencias en la línea crece la cifra de viajeros, no solo en horas punta. «Ocurrió cuando aumentamos las frecuencias en Herrera o cada vez que se ponen más trenes por eventos especiales. En estos casos, aumentan los usuarios en toda la línea», afirman fuentes de Euskotren. Por ello, la compañía ferroviaria dependiente del Departamento de Medio Ambiente y Política territorial del Gobierno Vasco prevé que suba considerablemente la cifra de viajeros que actualmente utilizan la línea.

De hecho, esta mejora prevista responde a una «demanda» creciente del servicio por parte de los usuarios, según Euskotren. El año pasado se registraron un total de 6.522.492 viajes en el conjunto de la línea entre Zumaia y Amara (Donostia) y entre esta estación e Irun. Supone un incremento del 12,5%, respecto a 2013, según los datos de Euskotren. Este aumento se debe, en parte, por el incremento de frecuencias en el tramo Amara-Herrera, tras la puesta en servicio de la estación de Intxaurrondo y la remodelación de la de Herrera.

Demanda creciente

«En 2013 se realizó una profunda reflexión sobre el servicio que Euskotren podría ofrecer, atendiendo a la demanda de la sociedad y las peticiones y quejas sobre el servicio de los usuarios», explican fuentes de Euskotren. Fruto de esta reflexión se constató «el crecimiento de la demanda» de viajes en lugares como Irun y el hecho de que los viajeros «solicitaban aumentar las frecuencias y ampliar el horario».

El análisis que ha llevado a cabo la compañía constató que era posible elevar estas frecuencias con las actuales vías férreas -todavía falta mucho trazado por desdoblar- y con las actuales unidades de trenes de Euskotren. Eso sí, será necesario incorporar nueve maquinistas a la plantilla que cubre el servicio, explican en Euskotren, que ha iniciado ya conversaciones con los sindicatos de la compañía para abordar estos cambios en el servicio. De hecho, el pasado viernes tuvo lugar la primera reunión para abordar los cambios que van a suponer las nuevas frecuencias, entre otros aspectos.

Más horario en Hendaia

Según la previsión de la compañía ferroviaria dependiente del Gobierno Vasco, a partir del próximo invierno -no se concreta el mes- se ofrecerán trenes cada 15 minutos a todas horas, entre Donostia e Irun, de lunes a sábado. El domingo se mantiene el horario actual.

Actualmente, entre Irun y la estación de Amara de Donostia ya se ofrecen trenes cada 15 minutos pero solo en las franjas de horas punta, es decir, a primer ahora de la mañana, a primera hora de la tarde y a última de la tarde. El resto se ofrecen cada 30 minutos. Con este cambio, se calcula que los trenes recorrerán 219 kilómetros más cada día laborable.

Las modificaciones en este punto no llegarán a las paradas de Ficoba de Irun ni a Hendaia. En este caso, la vía única existente en las estaciones de Ficoba y Hendaia hacen imposible la ampliación de la frecuencia. No obstante, en la estación de Hendaia se prevé una mejora de horario. «Los usuarios nos han pedido que comience antes el horario de trenes -ahora es a las 6.47 horas- y vamos a adaptar el inicio del servicio a final de año», añaden fuentes de Euskotren, que no pueden concretar cuál será la hora exacta del comienzo del servicio.

Otra de las mejoras llega en el tramo Amara-Herrera, donde actualmente hay trenes cada 7,5 minutos durante las horas punta. A partir de fin de año, esa frecuencia se ampliará a todo el día, de lunes a viernes. Con estas mejoras, se ofrecerá «servicio de metro a todas horas entre Herrera y Amara, puesto que a todas horas habrá trenes por debajo de los diez minutos de frecuencia».

Cuando se abra la estación de Altza, prevista para el verano, el servicio de trenes será cada 15 minutos. Las obras de la nueva terminal, que nacerá como fondo de saco, están muy avanzadas. En la actualidad se centran en los trabajos de instalaciones, una vez finalizada la obra civil.

Por último, también se mejorará la frecuencia entre Zumaia y Donostia. El horario de hora punta de trenes cada 30 minutos se generalizará durante toda la jornada de lunes a sábado.

Competencia con el coche

«Se ha demostrado que cuando se ponen muchas frecuencias, la gente se olvida de mirar el reloj y eso provoca el incremento de viajeros no solo en hora punta, sino en cualquier hora. Y eso sí que es una clara competencia con el coche, cuya principal virtud es la disponibilidad. Si hay tren cada vez que se llega a la estación, ya no merece la pena coger el coche», señalan fuentes de Euskotren.

De momento, la compañía vive un momento dulce en la línea de Gipuzkoa, con un aumento del 12,5% en los viajeros de los trazados Irun-Donostia y Zumaia-Donostia.

Según los datos de Euskotren, el año pasado se registraron 4,6 millones de viajes entre Irun y Donostia (4,2 en 2013). Entre Zumaia y San Sebastián, se pasó de los 1,5 millones de viajes de 2013 a los casi 1,9 del año pasado. Las estaciones más utilizadas son las de Amara (3,7 millones de viajes), Anoeta (1,6) e Irun (1,4). No obstante, los mayores crecimientos desde 2013 se han registrado en la de Gaintxurizketa (100%), Errekalde (75%), Intxaurrondo (22%) y Herrera un 19,9%.

La mejora de las frecuencias a finales de año permitirá que la cifra de viajeros siga en aumento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos