La Diputación aprueba el decreto que limita las retribuciones de las corporaciones locales

El órgano foral también da luz verde al nombramiento de cinco directores forales

EUROPA PRESSsan sebastián

El Consejo de Gobierno de la Diputación foral de Gipuzkoa ha aprobado este martes el decreto foral que determina los límites de las retribuciones de los miembros de las corporaciones locales del territorio, "siguiendo las recomendaciones de Eudel", una medida que ya han adoptado el resto de Ejecutivos forales vascos. Además, ha dado luz verde al nombramiento de cinco directores forales.

El nuevo Ejecutivo foral de PNV y PSE se ha reunido por segunda vez en la presente legislatura para aprobar el nombramiento de Félix Asensio Robles como nuevo director foral de Medioambiente. Por su parte, Francisco Alonso Abad será director de Obras Hidráulicas; José Ignacio Prego Larreina, de Movilidad y Transportes; Goizane Álvarez Irijoa de Juventud; y Maite Cruzado de Turismo.

Además, el consejo de Gobierno foral ha aprobado el Decreto foral Norma 1/2015, de 30 de junio, por el que se determinan los límites de las retribuciones de los miembros de las corporaciones locales de Gipuzkoa.

Los ingresos a cobrar por los integrantes de las corporaciones, en conceptos retributivos y asistencias, se determinan en base a los Presupuestos Generales de Gipuzkoa de cada ejercicio. Sin embargo, la falta de aprobación del Presupuesto foral para el ejercicio 2015, con la consiguiente prórroga presupuestaria, "ha privado a las instituciones de Gipuzkoa y órganos forales de la posibilidad de determinar mediante instrumento normativo previsto los límites máximos de las mencionadas retribuciones", han apuntado desde la Diputación.

En este sentido, han explicado que, hasta ahora, las retribuciones se han regulado con base a la disposición transitoria décima de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, que difiere la aplicabilidad del artículo 75 bis hasta el 1 de julio de 2015 para aquellas entidades locales que cumplan con los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera que se enuncian en dicha disposición, situación en que se encuentran todas las entidades locales de nuestro territorio.

Superado el periodo de transitoriedad, y por la exigencia del principio de seguridad jurídica, a partir de este miércoles las entidades guipuzcoanas deben contar con el instrumento normativo que les sirva de base para concretar las retribuciones correspondientes.

Es por ello que el Consejo de Gobierno foral guipuzcoano, habilitado por el artículo 14 de la Norma foral 6/2005, de 12 de julio, sobre Organización Institucional, Gobierno y Administración del Territorio Histórico de Gipuzkoa, ha dictado, "por razones de extraordinaria y urgente necesidad y dentro del ámbito de sus competencias exclusivas", disposiciones normativas provisionales que tomarán la forma de Decreto foral norma, y que no podrán afectar a la organización, régimen y funcionamiento de los órganos forales.

Retribución

Según lo aprobado, en los municipios de más de 50.001 habitantes el límite se fija en 78.237 euros; en las localidades con entre 20.001 y 50.000 habitantes 73.890; en las de entre 10.001 y 20.000 67.087 euros; en las de entre 5.001 hasta 10.000 el límite serán 60.378 euros; y en las de entre 2.001 y 5.000 habitantes de 57.023 euros; mientras que las de menos de dos mil habitantes tendrán un límite de 50.315 euros.

Por su parte, el límite aplicable a San Sebastián será de 90.000 euros y se actualizará conforme a como lo haga la retribución correspondiente al cargo de consejero del Gobierno vasco.