LA DESPENSA

La canela, una especia que da mucho juego

La canela es un producto singular y exótico. /
La canela es un producto singular y exótico.

Las recetas con canela le dan un toque a nuestros platos totalmente singular y exótico, además la podemos utilizar tanto para recetas dulces como saladas. La canela es de origen asiático y, sin duda, se ha convertido en un ingrediente esencial que no falta en nuestros platos.

Las recetas con canela son indispensables no solo en repostería europea, también forma parte de platos de comida asiática, africana y mexicana. Es una especia que puede tener dos formas (molida o en rama) y que tiene un aroma inconfundible.

¿Dónde encaja bien la canela?

Son muchos, y variados, los platos en los que la canela puede adquirir protagonismo. Galletas de cardamomo y canela es un plato en el que sus especias combinan a la perfección y se potencian. Además se trata de una plan ideal para los días que refresca, ya que es mucho más fácil manejar los ingredientes. Su preparación no es excesivamente complicado y puede aportar un toque diferente para un evento en casa. Hay que batir el huevo y el azúcar hasta que quede una crema pálida. Después, añadirle la harina, el cardamomo, la canela y la sal, y trabajar la masa hasta conseguir una textura homogénea. Dejar enfriar la mezcla hasta que se pueda manipular, después, estirar la masa con un rodillo y extraer las galletas usando el cortador que queramos y distribuirlas sobre la bandeja. Por último, hornear la masa en el horno hasta que se doren y aplicarle el glaseado de azúcar glas y zumo de limón.

La canela una de las especias más demandadas de forma internacional y se utiliza en platos dulces y salados

Si lo que no sobra es tiempo, una buena solución son los rollitos de canela en una hora, una receta que no requiere de amasado ni de tiempo de levado. Para esta receta, por un lado, tenemos que mezclar la harina de trigo con la harina de fuerza, levadura y sal. Después, formamos un hueco en el centro. Por otro lado, tenemos que calentar la mantequilla, el azúcar, el agua y la leche, echar la mezcla una vez derretida en el hueco de la harina y agregarle el huevo. A continuación, mezclamos todos los ingredientes y amasamos a mano la masa. Después estiramos la masa y recortarla en trozos rectangulares para después enrollar cada uno de ellos. Por último, lo horneamos y pintamos con un glaseado ligero cuando se haya enfriado. Todo en 60 minutos.

Y si lo que buscamos es un punto de atrevimiento e innovación, ahí está la sopa de apio, pera y canela, un plato completamente diferente y que puede gustar a aquellas personas que sean fans de lo sofisticado y original. Para hacer este plato, tenemos que cocinar la cebolla, el apio y hojas tiernas. Después, verter el caldo de pollo, añadirle la pera, la canela a la cazuela y reducir el fuego. Para finalizar dejar cocer todo hasta que se cocine bien.

Son tres propuestas de las muchas que pueden elaborarse con la canela, una especia que da mucho juego.