Papeletas de colores, listas cerradas... guía para 'enfrentarse' a las tres urnas este domingo

Papeletas de colores, listas cerradas... guía para 'enfrentarse' a las tres urnas este domingo

El 26M coinciden elecciones municipales, forales y europeas, algo que no pasaba desde hace 20 años

SOLANGE VÁZQUEZ

Hay que echar la vista veinte años atrás para encontrarse en Euskadi con comicios municipales, forales y europeos en una misma jornada electoral. La última vez que se produjo esta conjunción fue el 13 de junio de 1999. Así que este domingo los ciudadanos deberán enfrentarse, como en aquella ocasión, a tres urnas. Puede parecer algo excesivo y ya hay potenciales votantes que se quejan de la 'acumulación' y plantean que puede resultar confuso tanto lío de papeletas, candidaturas, circunscripciones... «No es ningún jaleo», tranquilizan miembros de las juntas electorales que ultiman los detalles del 26-M. He aquí una pequeña guía donde se explican algunas peculiaridades de estas elecciones a tres bandas.

  • 1

Tres papeletas, tres colores

Este domingo se elige a los representantes de los ayuntamientos, de las Juntas Generales y del Parlamento europeo. Por tanto, dispondrá usted de tres tipos de papeletas con sus respectivos sobres: blanca para elegir alcalde, sepia para el organismo foral y azul claro para la cámara europea. No tiene por qué participar en todos los comicios que se le plantean -hay a quien no le interesa la política comunitaria, por ejemplo, pero sí la más cercana-, aunque, según afirman desde las juntas electorales, «lo normal es que, si una persona se acerca a votar, ya vote en las tres urnas». ¡O en cuatro! Sí, sí, en cuatro. En Hernani y Deba habrá cuatro. ¿La razón? La cuarta urna está destinada a elegir alcalde pedáneo de las entidades locales menores de Ereñoztu en Hernani y de Itziar en Deba.

  • 2

Nada de ir boli en mano

En las elecciones del pasado 28 de abril, al Congreso y al Senado, hubo algo de desconcierto. Sobre todo entre los despistados y los que no tienen buena vista. La papeleta para el Congreso -que era blanca- sólo había que meterla en el sobre y depositarla. Pero en la sepia, la del Senado, era necesario elegir tres candidatos de entre los propuestos marcando a boli las casillas correspondientes. Si llevaba el trabajo hecho de casa, muy bien. Pero si había cola en el colegio electoral, ponerse a leer la papeleta para votar correctamente (los que precisan gafas para ello no lo pasaron bien) y darse prisa pudo resultar un poco estresante. A saber cuántos dejaron las casillas sin rellenar por inercia o marcaron más o menos de la cuenta. En esta ocasión, tranquilos, pueden dejar sus bolis en casa. No tienen que rellenar nada. Esa 'peculiaridad' sólo se da con el Senado. En esta ocasión, en los tres procesos «las listas son cerradas y bloqueadas», explican desde las juntas electorales. ¿Qué quiere decir esto? «Que hay lo que hay en la papeleta, nada más. Y no se puede cambiar el orden ni nada», recalcan. Es decir, eliges tu papeleta y la depositas tal cual.

  • 3

Usted elige junteros, no diputado general

Si quiere usted votar a Markel Olano, por ejemplo, y su colegio electoral está en San Sebastián, no se moleste, que no le va a ver en su papeleta sepia de Juntas Generales. ¿Por qué? Porque en las elecciones a Juntas se divide Gipuzkoa, por razones históricas, en cuatro circunscripciones –Oria, Donostialdea, Deba-Urola y Bidasoa-Oiartzun–, cada cual con su lista de candidatos a junteros. En este ejemplo, Markel Olano encabeza la lista de la circunscripción de Oria. Además, también se da el caso de que hay candidatos que van en una circunscripción con la que no tienen ninguna vinculación, ni conocida ni misteriosa, por razones de simple aritmética y organización política.

  • 4

Las tres urnas no son para todos: No todos los ciudadanos que residan en Euskadi podrán votar en las tres urnas. En las municipales pueden votar las personas con nacionalidad española que figuren en el censo, las procedentes de los 27 países de la UE que residan en España y también los extranjeros de doce estados extracomunitarios que sean también residentes. En las elecciones europeas, no obstante, este último colectivo -obviamente- quedaría fuera y no podría votar. En cuando a las elecciones a Juntas Generales, solo tendrán derecho a voto los electores residentes en Euskadi y que estén censados en alguno de los municipios que conforman la circunscripción electoral.

  • 5

Voto por correo de los residentes en el extranjero: En estas elecciones, los residentes permanentes en el extranjero solo podrán votar en las europeas y municipales, pero no en las forales, ya que la ley electoral lo prohíbe expresamente. En estas últimas únicamente podrán ejercer su derecho al voto los ciudadanos con nacionalidad española. Si usted reside, por ejemplo, en Trinidad y Tobago podrá votar en las municipales de ese país, porque España también permite hacerlo a los ciudadanos que nacieron allí. Así ocurre con otros once países, entre los que no están Marruecos y China, porque allí no dejan votar a los españoles residentes.

  • 6

El sistema Braille... no para todos los comicios: En las elecciones europeas las personas con discapacidad visual podrán ejercer el voto accesible mediante el sistema Braille. Sin embargo, en las municipales y en las de Juntas Generales sólo pueden votar por correo o personalmente en la mesa con la ayuda de una persona de su confianza.

  • 7

Al haber tres urnas, ¿el escrutinio se complica? Según los miembros de las juntas electorales, el recuento es sencillo y la existencia de tres urnas no supone mayor problema. «En unos 30 minutos se hace el recuento en las mesas», afirman. Esta tarea quizá hasta sea más sencilla que en las elecciones del 28-M, cuando las papeletas del Senado -las de señalar con boli- complicaban algo el trabajo al personal de los centros de votación.