Sémper dotará a las zonas más conflictivas de Donostia de patrullas permanentes

Sémper, este jueves en las escaleras que conducen a la cuesta de Aldapeta desde San Bartolomé./
Sémper, este jueves en las escaleras que conducen a la cuesta de Aldapeta desde San Bartolomé.

El candidato del PP a la Alcaldía de San Sebastián quiere reforzar los puntos negros de la ciudad para garantizar la seguridad de las mujeres

Ainhoa Muñoz
AINHOA MUÑOZ

Son 44 los puntos negros identificados en San Sebastián. 44 zonas críticas en las que se cometen más delitos y que Borja Sémper quiere eliminar para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Especialmente, de todas las mujeres para que no sufran ningún tipo de agresión sexual.

El candidato del PP a la Alcaldía de San Sebastián se desplazó este jueves a uno de estos puntos de riesgo, a los pies de las escaleras que conducen a la cuesta de Aldapeta desde San Bartolomé, para anunciar su compromiso de que eliminará todos los elementos críticos y dotará a las zonas más conflictivas de patrullas permanentes de la Guardia Municipal para que la simple acción de caminar por la calle no entrañe ningún peligro. «Hay muchas zonas de la ciudad por donde todavía no es seguro transitar, especialmente para las mujeres», denunció.

El dirigente popular recordó que la última memoria de Delincuencia en Donostia elaborada por la Ertzaintza y la Guardia Municipal indica que el número de agresiones se ha incrementado en los últimos años, hasta alcanzar un 30% los delitos de índole sexual. Unos datos alarmantes que preocupan a las sociedad donostiarra y que, según Sémper, exigen más medidas preventivas para que, sobre todo las mujeres, puedan caminar tranquilas por la ciudad.

Intervención «solo en uno»

«No se trata de alarmar, sino de prevenir antes que lamentar», subrayó. A su juicio, «no es suficiente visualizar estos puntos, saber que están ahí y no hacer nada. Hay que lograr una transformación de la ciudad para conseguir que los colectivos vulnerables puedan pasear por una ciudad libre y segura», aseguró. Una crítica que realizó a los actuales responsables del consistorio porque, según dijo, de los 44 puntos negros identificados, solo se ha intervenido en el pasadizo entre Egia y el Paseo de Francia.

Después de señalar los puntos de la ciudad que concentran un mayor riesgo para la ciudadanía, el candidato del PP propuso dotar de patrullas de la Guardia Municipal a los barrios de Amara, Altza, Gros, Intxaurrondo y Centro. Además de «aumentar la plantilla para que los delitos en San Sebastián queden reducidos a algo residual».