Barkos inicia su ronda de contactos con I-E para sumar apoyos para gobernar

Uxue Barkos./
Uxue Barkos.

La líder de Geroa Bai, segunda fuerza en Navarra, toma la iniciativa para formar un ejecutivo foral que desbanque a UPN

J. ARTOLA SAN SEBASTIÁN.

Uxue Barkos, líder de Geroa Bai, toma la iniciativa para formar gobierno en Navarra al comenzar hoy su ronda de contactos con los partidos que han obtenido representación en la Cámara foral. Barkos se reunirá con una delegación de Izquierda-Ezkerra, encabezada por José Miguel Nuin. La dirigente de Geroa Bai, segunda fuerza con 9 escaños, irá acompañada a la reunión por los también miembros de la comisión negociadora de su partido Manu Ayerdi, Koldo Martínez y la candidata a la Alcaldía de Pamplona, Itziar Gómez.

La formación de izquierdas, que obtuvo el domingo dos escaños, está en los pensamientos de Geroa Bai para formar una mayoría parlamentaria que posibilite un gobierno liderado por Barkos que termine con la hegemonía de UPN, que el pasado domingo fue la fuerza más votada con 15 escaños .

Desde las filas regionalistas, Alberto Catalán, presidente del Parlamento foral manifestó que su partido deberá «analizar y reflexionar» y hacer «la correspondiente autocrítica» que se tiene que hacer cuando «los resultados no son los esperados». Catalán añadió que deberán analizar las cuestiones en las que no han acertado y que les han llevado a esta situación. Así se expresó en declaraciones a los periodistas en la presentación de la exposición 'To be continued?' en el Parlamento de Navarra, donde sostuvo que la autocrítica «es importante» para mirar al futuro «con la ilusión y la pasión que siempre tienen que caracterizar a una formación como UPN».

También afirmó que los resultados han podido sorprender «por las mayorías que se configuran», que son «26 parlamentarios con tendencia nacionalista e independentista» y «24 que creen más en la Constitución y en el Amejoramiento del Fuero», pero subrayado que es «la voluntad» de la ciudadanía navarra.

Para Catalán es «evidente que desde el punto de vista del ciudadano, «había cierto malestar y ha habido gente que no ha ido a votar», y, en esa línea, «hay que respetar» y habrá que «ver en los próximos cuatro años la actividad que se desarrolla» en el Parlamento, en el Gobierno y en otras instituciones y «de manera especial» en las entidades locales.

«No será fácil»

Por su parte, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, abogó por la necesidad de una «regeneración democrática» en Navarra. Consideró que «hay que hacer el cambio político porque UPN es incapaz de hacerlo desde sus propias filas». En una entrevista radiofónica, el dirigente del PNV -integrado en Geroa Bai- consideró que desalojar del Parlamento foral a la formación liderada ahora por Javier Esparza «no será fácil». A pesar de ello, insistió en que «hay que intentarlo» porque el resultado de los comicios refleja «una señal de cambio». A este respecto, Ortuzar ve «posible» formar un cuatripartito -Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra- que permita desalojar a UPN del poder en Navarra y en esta tarea ve a Uxue Barkos «con mucha determinación e ilusión, con ganas y con la suficiente ductilidad y capacidad de acuerdo» para lograrlo.

Sobre la postura que podría adoptar sobre estos pactos de gobernabilidad el PSN, que ha apoyado los gobiernos de UPN, el dirigente jeltzale invitó a los socialistas a «clarificar» su posición. «Una vez que sepamos cuál es su disponibilidad, estoy seguro de que Uxue va a hablar con ellos», concluyo.

Por otro lado, el sindicato LAB celebró ayer que las urnas hayan dado «mayoría suficiente para formar el Gobierno del cambio» y por ello pidió a Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra « que se pongan manos a la obra». «Resulta imprescindible poner en marcha un proceso sociopolítico para hacer realidad el cambio político y social», consideró el sindicato en un comunicado.

 

Fotos

Vídeos