Boeing había identificado los fallos del 737 un año antes del accidente de Lion Air

Boeing 737 Max de Ethiopian Airlines./
Boeing 737 Max de Ethiopian Airlines.

Los técnicos de la compañía estimaron que esta anomalía «pudiera tener un impacto negativo sobre la seguridad del avión»

COLPISA/AFP

Los ingenieros de Boeing habían identificado un fallo en el sistema de advertencia de piloto de su avión 737 Max en 2017, un año antes del mortal accidente de Lion Air, según reveló la empresa este domingo, pero dijo que la gerencia de la empresa sólo lo supo tras la tragedia de Indonesia.

«En 2017, varios meses después del comienzo de las entregas del 737 Max, los ingenieros de Boeing habían comprobado que el sistema de visualización del 737 Max no respondía correctamente a las exigencias de la alerta de la sonda AOA», explicó el grupo en un comunicado. Estas alertas están concebidas para advertir a los pilotos sobre la existencia de anomalías.

En el accidente de Lion Air, que causó 189 muertes a finales de octubre, la AOA, que estaba averiada, continuó sin embargo comunicando datos erróneos al sistema de estabilización del aparato, el MCAS. Este último, como estaba previsto originalmente, tomó el control del vuelo y puso al avión en picado. Aunque los pilotos intentaron hacer lo contrario, la tragedia no pudo ser evitada.

Boeing subrayó que una inspección conducida por ingenieros y altos funcionarios de la empresa no llegó a la conclusión de que este fallo «pudiera tener un impacto negativo sobre la seguridad del avión».

Toda la flota de 737 Max está inmovilizada desde mediados de marzo, tras el accidente de un aparato de ese tipo de la compañía Ethiopian Airlines, que el 10 de ese mes causó la muerte de 157 personas. La empresa está trabajando en la actualización del MCAS con el fin de que las autoridades aéreas permitan que los 737 Max puedan volar nuevamente.