Buscar trabajo, ¿Por dónde empiezo?

Buscar trabajo, ¿Por dónde empiezo?

Cada semana los expertos de Batea Consultores responden a una selección de preguntas de los lectores sobre recursos humanos y carrera profesional

Iñigo Calvo
IÑIGO CALVO

Bien te encuentres finalizando tus estudios, en situación de desempleo o con interés por buscar un nuevo reto profesional, debes prepararte para poder afrontarlo con éxito. Evidentemente el punto de partida es diferente, y la forma de afrontarlo también, pero en todos los casos existen puntos comunes que debemos tener en cuenta.

  • 1

Autoevaluación y activación: Lo primero y más importante es tener claro qué es lo que buscamos y entender que conseguirlo supone un esfuerzo. La búsqueda de empleo exige dedicación y empeño. Una vez tengamos claro que queremos dar un cambio profesional, debemos conocernos y evaluarnos: ¿Qué quiero?; ¿Qué se me da bien?; ¿En qué puedo trabajar? Tras realizar esta reflexión, debemos preparar un CV donde podamos plasmar de forma directa y atractiva tanto nuestra experiencia como nuestro aporte de valor diferencial como candidatos.

  • 2

Qué buscan las empresas: Es importante conocer qué tipo de perfiles se están demandando en el mercado, para poder adaptarnos mediante formación (idiomas, postgrados, formación técnica específica, etc.) a los mismos. Además, mediante este análisis obtendremos información que resulta interesante para resaltar en nuestro CV aquellos aspectos que observemos más se valoran en el mercado.

  • 3

Trabaja tu red de contactos: Éste es un punto clave en todo proceso de búsqueda de empleo. Debemos potenciar nuestra red de contactos para que nos permita llegar y hacer visible nuestra candidatura ante personas / empresas que a priori nos pueden resultar poco accesibles. Estos contactos podrán ejercer de embajadores de nuestra marca persona, recomendando tanto en sus propias empresas como entre sus contactos nuestra contratación. Es importante además de socializar nuestra situación de búsqueda de un nuevo proyecto, aclarar las expectativas y objetivos que tengamos. Esta fase debe trabajarse principalmente en un entorno offline, si bien hoy en día debemos valernos de las herramientas online que nos permiten agilizar y optimizar el mismo.

  • 4

Prepara tu entrevista: Si hemos trabajado adecuadamente las fases previas, podremos conseguir una oportunidad para demostrar en una reunión personal nuestra valía y motivación. Es importante informarse sobre la empresa, trasladar de forma clara los aspectos que nos motivan de la misma, así como el aporte de valor que consideramos tenemos como potenciales candidatos.

  • 5

Primeros pasos en la empresa: Ésta es una fase que muchas veces olvidamos o a la que no damos la importancia que merece. Tras ser contratados, la fase de adaptación y encaje cultural y profesional no ha hecho más que empezar. Es importante mostrarse receptivos, abiertos e interesados en aprender y en adaptarnos a un nuevo entorno donde poder aportar y sumar.

(Puedes plantear tus dudas en la zona de comentarios o por correo electrónico a web@diariovasco.com para trasladarlas a nuestros expertos, quienes elegirán una selección para responder las próximas semanas)