El FROB pierde casi 1.000 millones a pesar de la fusión de Bankia y BMN

Las cuentas del fondo de rescate estatal se ven impactadas por el deterioro de la participación en la Sareb en 947 millones

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) registró unas pérdidas de 950 millones de euros el año pasado, lo que supone reducir en un 40% las que obtuvo en el ejercicio anterior, cuando se dejó más de 1.600 millones. En cualquier caso, el fondo acumula su sexto año consecutivo en 'números rojos' a pesar de que la fusión entre Bankia y BMN ha permitido aliviar de forma considerable su cuenta de resultados.

La absorción de BMN por parte de Bankia a lo largo de 2017 ha permitido estimar un impacto positivo en las cuentas del FROB de 60 millones de euros frente al drenaje de 1.390 millones que tuvieron por separado ambas entidades. Por ahora, el fondo estatal controla un 60% de la matriz de esa corporación y se encuentra a la espera de proceder a la venta de paquetes accionariales para ir recuperando una inversión pública de la que no se estima cuál puede ser la recuperación que se obtenga de cara al futuro.

Además, las cuentas del FROB se han visto muy perjudicadas por el deterioro de la inversión que el Estado hizo en su momento en la Sareb, la entidad que aglutina buena parte del 'ladrillo' tóxico de la banca. Esa sangría ha sido de 947 millones de euros -841 millones por la propia participación en el capital de la Sareb y otros 106 millones por la deuda subordinada. En 2016 se había anotado unos 'números rojos' de 155 millones de euros.

En cuanto al apoyo financiero que fue concedido en su momento mediante la suscripción de bonos contingentemente convertibles (Cocos) a Banco CEISS (Grupo Unicaja) y Caja 3, (Ibercaja), recogido en el balance de 2016, estos activos ya no aparecen en el balance de 2017. De un importe inicial suscrito por el FROB de 407millones de CoCos, Ibercaja amortizó durante el ejercicio 2016 un total de 183,4 millones y el resto, 224 millones, fueron amortizados totalmente el 24 de marzo de 2017. Además, a 31 de agosto de 2017 Unicaja adquirió anticipadamente la totalidad de la emisión de obligaciones convertibles emitidos por CEISS en abril de 2013 y que mantenía el FROB por un total de 604 millones. Durante el plazo en el que los CoCos han estado en el balance del FROB han generado intereses por 143 y 240 millones de euros que las entidades han abonado íntegramente.

El Gobierno tuvo que salir al rescate del propio fondo con una inyección de 3.000 millones de euros, aunque estos no tendrían impacto en las cuentas públicas, para reducir el pasivo del FROB. Esa operación se materializó el pasado mes de agosto. Por ello, a finales de 2017, los compromisos financieros de la entidad contaba con un saldo de 10.456 millones de euros.

 

Fotos

Vídeos