Atletismo

La justicia suiza da la razón a Semenya frente a la IAAF y el TAS

Caster Semenya, durante una competición en agosto de 2018. /Reuters
Caster Semenya, durante una competición en agosto de 2018. / Reuters

El Tribunal Federal suspende provisionalmente el reglamento de la Federación Internacional sobre atletas hiperandróginas que les obliga a bajar sus niveles de testosterona

COLPISA/AFPGinebra

El Tribunal Federal suizo decidió este lunes suspender temporalmente el reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) que obliga a las atletas hiperandróginas, entre ellas la doble campeona olímpica Caster Semenya, a bajar sus niveles de testosterona para poder competir en pruebas de medio fondo.

Caster Semenya consiguió este lunes una pequeña victoria. Menos de un mes después de su entrada en vigor, el nuevo reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) referido a las atletas hiperandróginas fue suspendido por la justicia suiza, lo que permitirá a la mediofondista sudafricana correr los 800 metros, su prueba fetiche. La doble campeona olímpica de esa distancia ha salido triunfadora en su guerra contra la norma de la IAAF, pese a que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) desestimó el pasado 1 de mayo el recurso presentado por la atleta.

Convertida en la portavoz de las atletas hiperandróginas, Semenya anunció después que llevaría el caso ante la justicia suiza para poder seguir con su prolífica carrera en los 800 m sin tener que tomar medicamentos para rebajar su nivel de testosterona, tal como prevé el polémico reglamento de la IAAF.

La campeona de los 800 m en los Juegos de Londres 2012 y Río 2016 es una de las atletas directamente afectadas por el reglamento aprobado por la IAAF que entró en vigor el pasado 8 de mayo y que obliga a que las deportistas con una diferencia de desarrollo sexual (DSD) se sometan a un tratamiento para hacer bajar su tasa de testosterona, al considerarse que les permite una ventaja injusta en la categoría femenina.

¿En 800 la próxima semana?

Interrogada por la AFP, la IAAF indicó «no poder hacer valoraciones por el momento, porque acabamos de recibir la información del Tribunal Federal suizo», indicó una portavoz. Semenya, al igual que la burundesa Francine Nyonsaba y la keniana Margaret Wambui, las tres atletas que subieron al podio de los 800 metros en los Juegos de Río 2016, todas afectadas por el reglamento de la IAAF, pueden competir desde ya en esa prueba de las dos vueltas a la pista, después de no haberlo podido hacer la semana pasada en la reunión de Estocolmo.

Falta conocer si Semenya, que domina la disciplina y que espera poder defender su título en el Mundial de Doha (del 27 de septiembre al 6 de octubre), volverá a competir en su prueba preferida la próxima semana. El próximo 800 previsto en el calendario internacional es el de la reunión atlética de Montreuil, cerca de París, el 11 de junio, donde habían anunciado su presencia Semenya y Nyonsaba... en los 2.000 metros, una distancia que no está afectada por el reglamento.

Posteriormente se celebrarán las reuniones de Oslo (13 de junio) y dos pruebas valederas para la Liga de Diamante, en Rabat el 16 de junio y en Eugene el 30 de junio, donde la sudafricana había anunciado que iba a correr los 3.000 metros.