Europeo sub-21

España quiere mejorar el historial en Tokio

Fabián Ruíz y Dani Ceballos son los líderes de la selección sub-21./ZUMA Press
Fabián Ruíz y Dani Ceballos son los líderes de la selección sub-21. / ZUMA Press

La selección se ha clasificado diez veces para las Olimpiadas, consiguiendo dos medallas de plata y un oro, pero las aventuras en años recientes han sido una desilusión

NACHO CABALLEROMadrid

La selección española estará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Tras el pase a las semifinales del Europeo sub-21 que se está disputando en Italia, el conjunto dirigido por Luis de la Fuente aseguró el pasaporte para la cita olímpica el año que viene.

El combinado nacional necesitaba ganar por tres goles o más, o que Italia perdiese o empatase. Finalmente la 'Azzurra' venció en el envite ante Bélgica, pero La Rojita, comandada por Dani Ceballos y Fabián Ruiz, que han demostrado en tres partidos que ya les queda grande la categoría sub-21, protagonizó un vendaval ofensivo que culminó con un 5-0 ante Polonia, el liderato del grupo, el pase a semifinales y el billete a las olimpiadas en el país nipón.

Con el actual núcleo de jugadores, las expectativas y esperanzas de alcanzar un futuro medallero en Japón son altas, aunque los precedentes juegan en contra. De los 24 Juegos Olímpicos que se han celebrado hasta el momento, España se clasificó para diez, obteniendo dos medallas de plata y un de oro, esta última cuando fue anfitriona en Barcelona 1992.

En 1920, España se estrenó con la plata en Amberes tras vencer en el torneo de consolación en una época en la que la Liga aún no existía y verse beneficiada por la descalificación de Checoslovaquia al retirarse en plena final en protesta por la actuación arbitral, lo que trocó el bronce por la plata para una selección que se ganó entonces ser conocida como 'la furia roja'. La selección que acudía era la absoluta, en aquella ocasión encabezada por el mítico portero barcelonés Ricardo Zamora. Décadas más tarde llegarían los años de mayor explendor en el fútbol español.

Barcelona 1992. Medalla de oro El mayor éxito de la selección

El combinado nacional español no tuvo que clasificarse en el Europeo previo por ser la anfitriona y aprovechó esa condición al máximo. La selección entrenada por el cántabro Vicente Miera arrasó en la fase de grupos con tres victorias en tres partidos, ocho goles a favor y cero en contra. En la fase final tampoco encajó ningún tanto ante Italia (1-0) ni ante Ghana (2-0). En la gran final en el Camp Nou, España se vio obligada a remontar y dos goles de Kiko Narváez en los minutos 70 y 90 otorgaron a la selección su primera y única medalla de oro en unos Juegos. En aquel equipo competían Abelardo Fernández, Pep Guardiola, Luis Enrique o el propio Kiko Narváez.

Atlanta 1996. Cuartos de final Argentina arrolló a España

La selección española no pudo repetir el éxito obtenido cuatro años antes en el mismo escenario, Barcelona, que fue la sede para el Europeo sub-21 de 1996. España llegaría hasta la final y allí perdió en penaltis ante una Italia conformada por jugadores de la talla de Christian Panucci, Alessandro Nesta, Fabio Cannavaro, Francesco Totti o un Gianluigi Buffon, que por raro que parezca, en aquella época era suplente.

Ya en Atlanta, la selección se clasificó para la fase final segunda con siete puntos y se detuvo en cuartos de final ante una Argentina entrenada por el mítico central Daniel Pasarella y con una gran generación de futbolistas en la que destacaban nombres como Javier Zanetti, Roberto Ayala, Diego Simeone o Hernán Crespo. La Albiceleste arrolló a España (4-0), que contaba con buenos mimbres y con un joven Raúl González a la cabeza, además de Gaizka Mendieta, Fernando Morientes o Iván de la Peña, en unas Olimpiadas que acabaría ganando sorprendentemente Nigeria con Jay-Jay Okocha, uno de los jugadores africanos más talentosos de la historia como cabeza reconocible.

Sídney 2000. Segunda medalla de plata Solo Camerún pudo con España

La época de oro de las selecciones africanas se confirmó con la victoria final de Camerún en el año 2000 y la de Nigeria cuatro años antes. Previamente, en el Europeo, España avanzó como segunda de grupo y consiguió un tercer puesto ante Eslovaquia en un campeonato en el que deslumbró un joven Andrea Pirlo de la finalmente ganadora Italia.

En Sídney, la selección dirigida por Iñaki Sáez sufrió para superar la fase de grupos y solo la diferencia de goles hizo que La Rojita llegase a una fase final en la que vencieron a la vigente campeona del Europeo previo, Italia y Estados Unidos. Solamente Camerún pudo en penaltis con una de las mejores generaciones de futbolistas en la historia de España en la que figuraban Carlos Marchena, Carles Puyol, Xavi Hernández, David Albelda, Joan Capdevila o Raúl Tamudo, mientras que en el conjunto africano destacaban Carlos Kameni y Samuel Eto'o.

Londres 2012. Primera fase Decepción tras ganar el Europeo

Tras dos Olimpiadas de ausencia y doce años después, España se presentó en Londres tras ganar el Europeo sub-21 de 2011 en Dinamarca, después de pasar primera de grupo y ganar a Bielorrusia en semifinales y a Suiza en la final por 0-2.

Tras deslumbrar en el país nórdico, la selección dirigida por Luis Milla se estrelló en una fase de grupos a priori asequible con Japón, Honduras y Marruecos. España solo consiguió sacar un empate ante el país africano y perdió ante Japón y Honduras. De esta forma, una promoción de jugadores con David De Gea, César Azpilicueta, Daniel Parejo, Javi Martínez, Juan Mata, Ander Herrera o Thiago Alcántara sufrió una gran decepción en los Juegos Olímpicos de Londres.

España no pudo clasificarse para el Europeo sub-21 celebrado en la República Checa en 2015, por lo que no pudo disputar los Juegos de Río de Janeiro en 2016. El año que viene, la selección tendrá la oportunidad de resarcirse.