Atletismo

Pasos hacia la igualdad en la Behobia

Varias de las mujeres que participarán como liebres en la Behobia-San Sebastián./MICHELENA
Varias de las mujeres que participarán como liebres en la Behobia-San Sebastián. / MICHELENA

En una edición donde el eje central es la mujer, habrá 13 liebres femeninas, 9 más que el año pasado. La participación femenina ha crecido de forma exponencial y la organización quiere que en 2025 haya paridad en cuanto a atletas

M.J. Silvano
M.J. SILVANO

Apoyar, fomentar la práctica del deporte en las mujeres, prestar atención al lenguaje que utilizamos es un tema capital en el organigrama de la multitudinaria Behobia-San Sebastián. El próximo domingo 11 tomarán la salida cerca de 31.000 participantes, de ellos el 24,5% serán mujeres. Como recuerda Fernando Ibarreta, productor ejecutivo de la prueba, «no ha dejado de crecer desde los últimos diez años, aunque el mundo escandinavo o el anglosajón nos lleva veinte años de ventaja».

Cierto es que aún queda un largo tramo por recorrer, pero esta gigantesca carrera del running popular se mantiene activa para alcanzar el ambicioso reto planteado para el 2025 que no es otro que conseguir la paridad plena en la inscripción. Para llegar a esa meta se ha esbozado un plan enfocado a diseñar estrategias que consigan atraer a las féminas a la práctica deportiva. Iñigo Etxebarria, director de la Behobia, desgranó la iniciativa. «Entronca perfectamente con la filosofía de la Behobia. En el 2008 ya pusimos en marcha el proyecto 'Pruébalo tú misma', el cual dio resultados muy positivos. Organizamos diferentes grupos en distintos puntos de la geografía guipuzcoana para que las mujeres tuvieran la oportunidad de entrenarse de forma gratuita. Contratamos a 30 entrenadores profesionales cuya misión era la de captar a mujeres que nunca habían tenido vinculación con el deporte. Poco a poco los grupos han ido creciendo y extendiéndose. A través del deporte descubrieron que tenían tiempo para ellas mismas y que además les permitía socializarse. Realmente estamos encantados con el proyecto que en su día iniciamos. Ha dado sus frutos y cada año notamos que se suman más mujeres a la carrera».

Kathrine Switzer en Ficoba

La organización ha dado un salto cuantitativo esta edición en el grupo de liebres donde el año pasado se incorporaron por primera vez cuatro mujeres a desempeñar tales funciones, hasta ese momento realizadas por hombres. En tan solo un año han logrado triplicar su presencia ya que, de las 29 liebres, 13 serán mujeres, un 45%, muy cerca de la igualdad plena. Este año, la prueba en línea contará con un total de 29 plumas, ocho más que en 2017 y estas nuevas incorporaciones serán mujeres. «A nadie se nos ocurrió hasta que se planteó que las mujeres podían ejercer de liebres. Desde el comienzo nos pareció que había que apoyar esta idea. Nos hemos criado con unos estereotipos determinados y, de vez en cuando, nos tenemos que parar y reflexionar sobre lo que estamos haciendo o diciendo. El lenguaje que empleamos cotidianamente es sexista. Sin darnos cuenta, y durante muchos años, hemos estado empleando 'La Feria del Corredor'. Desde esta edición se llamará 'La Feria de la Carrera'. En la revista que hacemos anualmente hemos prestado atención a utilizar correctamente el lenguaje para no caer en estos vicios que llevamos arrastrando desde edades tempranas».

En el 2007 se puso en marcha la idea de introducir liebres. La coordinación la asumió el donostiarra Juan Carlos Arregi. «Es bueno que desde la organización se apoye que cada vez haya más mujeres participando en la prueba. Hay que ser ejemplarizantes y en esta edición donde el eje central es la mujer y el deporte todavía tiene más sentido».

El sábado 10 de noviembre en la 'Feria de la Carrera' que albergará por primera vez Ficoba (Irun), por donde la organización estima que pasen unos 25.000 visitantes, estará todo un icono del atletismo mundial, la estadounidense Kathrine Switzer, una mujer que rompió el techo de cristal en el deporte al convertirse en la primera fémina en terminar un maratón con dorsal en 4 horas y 20 minutos. Un hecho acontecido el 19 de abril de 1967 que marcó un antes y un después. «Desde la organización teníamos que ser modelo a la hora de perseguir y potenciar los mismos derechos entre los dos sexos. Su figura encajaba perfectamente con la filosofía que planteamos en esta edición».

Los datos

Liebres femeninas en 2017
4
Liebres femeninas en 2018
13
Número de liebres en carrera
29, ocho más que el año pasado y de ellas trece mujeres.

Normalizar sería llegar a no tener que recordar a los demás que estas mujeres son además de corredoras madres y trabajadoras. Estuvimos en la recogida de la pluma que cada liebre portará el día 11. Desde la más joven (Nere Arregi, 33 años) hasta la más veterana (Eva Esnaola, 58 años) comparten la misma ilusión y nerviosismo ante el reto que asumirán en siete días. Nerea García después de tantos años participando, se ha animado a tomar parte desde este plano. «Llevo once Behobias. Mi mejor marca es de 1h37 que ya no volveré a hacer. Ahora mi misión es llevar el ritmo de las dos horas».

«A mí me ha animado Juan Carlos Arregi», recordó Paqui López que llevará el banderín de 1h50. La lezotarra de 45 años Lurdes Oiartzabal practica atletismo, duatlón, triatlón y carreras de montaña. «Cuando me dijeron no dudé en decir que sí. He hecho nueve veces esta carrera y tengo como mejor marca 1h20:16. Ahora me han encomendado llevar a un grupo que quiera hacer 1h33. El deporte es parte de mi vida, de mi forma de ser».

El año pasado la sanjuandarra Eneritz Sein se quedó con las ganas de formar parte por primera vez en la historia de la Behobia del grupo de liebres femeninas. «Tengo dos niños de dos años y seis meses. Mi embarazo no me permitió formar parte de esta maravillosa iniciativa. Hemos dado un gran paso y hemos llegado para quedarnos. Es una gozada que hayamos pasado en poco tiempo de 4 a 13 chicas como liebres. No voy a negar que estoy nerviosilla. Espero cumplir con la hora y 45 minutos que me han encomendado».

La montañera Tanit Pérez De Lezeta, con buenos puestos en las pruebas Trails, tampoco se pudo resistir. «Me he preparado para ir a 1h40. Me parece muy bonito y me hace enorme ilusión».

Muy atenta les escuchaba su compañera Nerea Hermo que junto a Alazne Mujika, Miren Sáez y Eva Esnaola fueron las pioneras a la hora de convertirse en las primeras liebres femeninas de la Behobia-San Sebastián. «Esto ya no tiene marcha atrás. Pienso que fue algo importante y debemos ser conscientes de ello. Es otro pasito en el camino hacia la igualdad total entre hombres y mujeres. La experiencia realmente mereció la pena y disfruté muchísimo al comprobar que habíamos conseguido el objetivo. No se puede pedir más».

Nombres

Lurdes Oiartzabal 1h33
Ana Cruz 1h40
Nere Arregi 1h33
Tanit Pérez De Leceta 1h40
Alazne Mujika 1h40
Eva Esnaola 1h40
Nerea Hermo 1h45
Paqui López 1h50
Aloña Ancín 1h45
Eneritz Sein 1h45
Nerea García 2h00
Rosa Mari Calles 2h00
Idoia Esnaola 2h00

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos