Las claves de la Behobia - San Sebastián, según Carles Castillejo

El atleta catalán, ganador de las tres últimas txapelas, ofrece a los lectores de El Diario Vasco consejos para afrontar la carrera del domingo

Carles Castillejo, Behobia
Carles Castillejo celebra el triunfo logrado en la edición del año 2017. / José Mari López
Karel López
KAREL LÓPEZ

Carles Castillejo se fracturó una vértebra en julio mientras se ejercitaba y no está en condiciones de luchar por su cuarto triunfo consecutivo en la Behobia - San Sebastián del domingo, aunque, eso sí, ya está rodando y llegará el viernes a la capital guipuzcoana para participar en las actividades previas a la gran cita del atletismo popular.

Calcula tu ritmo

Mientras se recupera el , el atleta catalán, un amante de esta carrera, ofrece a los lectores de El Diario Vasco las claves para afrontarla con garantías.

Tres fases Todas diferentes

Castillejo conoce el circuito de la Behobia - San Sebastián a la perfección. Es consciente de su complejidad, aunque le encanta. «Fácil no es porque tiene cuestas, pero es divertido. Hay tramos que no te dejan ni respirar, aunque hay pruebas mucho más duras», explica el barcelonés.

Para él, la carrera se podría dividir en «tres fases: desde la salida hasta el Alto de Gaintzurizketa, desde el Alto de Gaintzurizketa hasta el comienzo de la subida a Miracruz y desde ahí hasta la meta». Cada tramo, expone, es «diferente. En la primera fase se puede calentar. hay que guardar fuerzas. En la segunda llega el tramo más favorable. Se puede recuperar lo perdido en la primera fase. Y ya en el último es momento de darlo todo. Esta última subida se hace dura porque ya te pilla al final y las piernas pesan».

Conocer el circuito «Corre a tu ritmo»

Para Castillejo resulta muy importante conocer el circuito. Es esencial para «establecer los ritmos. Cada uno debe llevar el suyo. Eso, claro, es más sencillo para los que ya han participado antes. No hay que volverse loco en ningún punto del circuito, porque lo que se pierde en alguna de las tres subidas (incluye la de Capuchinos) se puede recuperar en otras partes. Lo bueno de esta prueba popular es que hay muchos cajones de salida diferentes y, si vas en el adecuado, estás rodeado de gente que va en tus marcas».

Castillejo, en el Alto de Miracruz.
Castillejo, en el Alto de Miracruz. / Arizmendi

Si el día es malo... No busques marca

«La Behobia - San Sebastián hay que disfrutarla. No siempre hay que intentar mejorar el crono del año anterior», explica Castillejo. Lo dice porque hay ocasiones en las que no sale el mejor día. «Si hace un día de perros, no es necesario sufrir en exceso. Es mejor disfrutar, porque mejorar va a resultar prácticamente imposible si las condiciones son muy malas». El fondista catalán ha ganado la txapela en tres ocasiones. La primera, con mucho calor. La segunda, en un día perfecto para correr. Y en la tercera, en cambio, llovió un poco. «No he tenido la oportunidad de correrla con un día auténtico vasco, con mucha lluvia y viento, pero sé que este segundo factor puede resultar muy incómodo en esta carrera».

La meta Cuidado con el final

«Nunca he tenido que sufrir al final para ganar. En mis tres victorias, he llegado a la meta en solitario y he podido disfrutar del final y del público», destaca el fondista de Adidas. Sin embargo, quiere mandar un consejo a los que afronten la Behobia - San Sebastián por primera vez: «El primer año, cuando no conocía el recorrido, al ver tanto arco en la recta final, me confíe demasiado y pensé que la meta estaría más cerca. La verdad es que se me hizo largo. Es un momento en el que se siente muchísimo el calor del público, y también creo que es momento de agradecerles el apoyo», afirma Castillejo.

Castillejo abraza a Arrospide tras cruzar la meta.
Castillejo abraza a Arrospide tras cruzar la meta. / José Mari López

Importante La hidratación

«Aunque para los atletas de élite la Behobia - San Sebastián sea una carrera relativamente corta (cerca de una hora de esfuerzo), para el amateur es muy importante hidratarse bien, porque el esfuerzo se produce incluso durante más de dos horas», apunta el catalán. «Antes del inicio, incluso más de dos horas antes, es muy importante beber poco a poco, también productos bebidas isotónicas. Y durante la carrera, hay que aprovechar los diferentes avituallamientos. También se puede llevar algún gel encima por si es necesario».

Más sobre la Behobia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos