Bono entrega un Premio Donostia para la historia a Penélope Cruz

Arizmendi

El 'glamour' llega al máximo en esta 67 edición del Zinemaldia con la sorpresa final que causa el delirio en el Kursaal

XABIER GARATE Y ESTRELLA VALLEJO

Broche de oro a la 67 edición del Festival de Cine de San Sebastián. El secreto mejor guardado del Zinemaldia se ha descubierto cuando el director, José Luis Rebordinos, ha presentado a Bono, el cantante de U2 que ha sido el encargado de entregar el Premio Donostia a Penélope Cruz. El delirio se ha apoderado del recinto cuando ambos se han fundido en un sentido abrazo.

La actriz madrileña visiblemente emocionada no ha podido reprimer las lágrimas cuando ha visto al cantante llegar al escenario del Kursaal. Todo un sorpresón por parte del Zinemaldia para Penélope Cruz.

«No todos los actores tienen una historia detrás de las pantallas tan fascinante como Penélope», ha comentado el cantante de U2, quien además se ha congratulado de «formar parte de tu familia». La madrileña ha intentado contenerse desde el inicio, pero las casi 2.000 personas que han asistido a la gala puestas en pie han terminado por emocionar tanto a la actriz como a un Javier Bardem que ha aplaudido orgulloso de su mujer. El actor ha seguido la gala junto a su hermano Carlos y el director de cine Fernando León de Aranoa.

«Qué estado de nervios», ha acertado a decir Penélope Cruz nada más recibir en sus manos el Premio Donostia. «Siempre he sido una soñadora y he conseguido dedicarme a lo que siempre ha sido mi pasión», ha reconocido Penélope Cruz.

Penélope Cruz ha aprovechado la ocasión para agradecer y tener un recuerdo para aquellos directores que confiaron en ella, actores que marcaron un punto de inflexión en su carrera y, por su puesto, sus padres. «Mamá y papá, allá donde estés, muchas gracias por darme una libertad que ahora entiendo que no tuvo que ser fácil», recha señalado onoció la actriz. Le ha dedicado el reconocimiento a sus dos «preciosos» hijos y a Bardem, «el compañero de viaje más maravilloso», ha confesado.

Pero la madrileña ha querido terminar su discurso lanzando un mensaje. Recordando que ya son «más de mil las mujeres que asesinadas por violencia de género desde 2003 solo en España». Y ha dicho confiar en que en adelante, cuando una mujer denuncie «se le escuche a la primera y no cuando sea demasiado tarde».

Penélope Cruz ha aparecido con un vestido drapeado blanco que dejaba un hombro al aire con un cinturón negro y una falda acampanada con plumas. Acompañaba el modelo con un bolso de mano negro.

Desde que se conoció que el Premio Donostia distinguiría a Penélope Cruz (Madrid, 1974), la actriz repite su felicidad por este galardón que la convierte en una de las intérpretes más jóvenes en la historia del premio. Han pasado casi tres décadas desde su debut cinematográfico en 'El laberinto griego' (1990), de Rafael Alcázar, y con 45 años vuelve con todos los honores a un Festival que conoce bien. «Es un honor, un lujo total los otros cuatro españoles que lo han recibido, Fernando Fernán Gómez, Paco Rabal, Carmen Maura y Antonio Banderas, figuran entre los mejores de la historia del cine. Y Fernán Gómez fue mi padre en dos películas, 'Belle Epoque' y 'Todo sobre mi madre'. Le tenía veneración. Era un genio», reflexionaba entonces la intérprete.

«Vivo el premio Donostia con una mezcla de alegría, emoción y responsabilidad. Es uno de los premios más prestigiosos del cine y lo ha recibido gente que admiro profundamente. Además, tengo un cariño especial al festival de San Sebastián porque la primera vez que estuve allí fue en 1994, con la película 'Todo es mentira'. Entonces tenía 20 años y nunca olvidaré la ilusión que me hizo ir a un festival mítico para mí. He vuelto otras tres veces, con 'Volavérunt' (1999), 'Volver a nacer' (2012) y 'Loving Pablo (2018)', y siempre me he sentido a gusto en la ciudad y en el festival», añadía.

Penélope Cruz ha trabajado en estas casi tres décadas de carrera con actores como Matt Damon, Tom Cruise, Brad Pitt, Daniel Day Lewis, Nicole Kidman, Scarlett Johansson u otro Premio Donostia como Judi Dench, además de con su compañero de vida, Javier Bardem. La han dirigido Woody Allen, Rob Marshall, Ridley Scott, Kenneth Branagh o Asghar Farhadi, además de Bigas Luna, que le dio el primer aliento, Trueba, Amenábar y, por supuesto, Almodóvar.