La reivindicación feminista llega a los Goya como efecto espejo

Carla Simón, una de las dos directoras nominadas al mejor largometraje./Gráfico
Carla Simón, una de las dos directoras nominadas al mejor largometraje.

La ola combativa gestada en Hollywood tendrá su reflejo, previsiblemente descafeinado, en la fiesta del cine español

Rosario González
ROSARIO GONZÁLEZMadrid

Los premios Feroz sirvieron de aperitivo para una gala de los Goya que se prevé feminista y reivindicativa. Sobre el escenario de los galardones que entrega la prensa española, varias actrices y directoras enunciaron un discurso con datos en la mano: las mujeres representan solo el 26% en cargos de responsabilidad en el cine, según el informe CIMA que cada año presenta la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, que constata también que sus películas tienen costes reconocidos menores a los de los hombres. Su presencia en el sector sigue siendo baja y el número desciende significativamente de manera proporcional a su edad. La madurez femenina no es un valor al alza.

Y a pesar de esta desproporción, dos de las películas que aspiran al Goya al mejor largometraje están dirigidas por mujeres. Isabel Coixet es una de ellas, que compite también por la mejor dirección por 'La librería' y opta en total a 12 galardones, uno menos que la favorita, 'Handia'. La otra es la cineasta Carla Simón, nominada también al Goya a la mejor dirección novel por 'Verano 1993', la gran sorpresa de un año que deja algunas joyas cinematográficas.

Más información

Las reivindicaciones en este sentido, hasta ahora más bien tímidas y sin especial repercusión, van cogiendo fuerza impulsadas por el movimiento global por los derechos de las mujeres. La ola reivindicativa se gestó en Hollywood, donde todo comienza. El escándalo alrededor del productor Harvey Weinstein generó una cascada de denuncias por abusos en el sector y, meses después, cristalizó en el movimiento 'Time's Up' (Ya es hora). Agrupa a más de 300 mujeres del sector: directoras, escritoras, productoras o actrices como Meryl Streep o Natalie Portman, y pone el foco en combatir la desigualdad y la injusticia en el entorno laboral con un fondo que ha recaudado ya más de 13 millones de dólares.

Los Goya se «suben al carro»

Uno de los gestos más simbólicos se vivió en la gala de los Globos de Oro, con una alfombra roja sobre la que las actrices desfilaron vestidas de negro por la causa. En España, el efecto espejo ha hecho su aparición recientemente en los premios Feroz. Los galardones que otorga la prensa española fueron entregados exclusivamente por mujeres, entre ellas la actriz y directora Leticia Dolera, cuyo discurso feminista se hizo viral.

"Este año, las películas dirigidas por mujeres han sido el siete 7%. Pero hay luz al final del túnel y es que este año de las seis personas nominadas a Mejor Dirección dos son mujeres, es decir, que el 33% de las nominadas son mujeres. ¿Qué pasará el año que haya paridad? A lo mejor hacen de azafatos Álex de la Iglesia, Antonio de la Torre o Javier Gutiérrez... de buen rollo, nosotras encantadas de subir a regocer los premios", declaró sobre el escenario Dolera, que arrancó reprochando a la organización que su gesto de apoyo se limitara a "permitirnos el honor, tanto a mí como a mis compañeras, de hacer esta noche de azafatas".

Los organizadores de los premios Goya han decidido tirar por la vía de en medio y apuestan por la paridad entre hombres y mujeres sobre el escenario, aunque los presentadores de la gala, Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, ya han avanzado que "habrá mucha presencia feminista en la gala". Los humoristas señalaban, dios sabe si en serio o en broma, que "está de moda defender a la mujer, que es algo muy positivo, y nosotros nos vamos a subir al carro". Sea como fuere, el 2017 ha sido un año en el que, han recordado, "la mujer ha tenido mucho protagonismo, lamentablemente por cuestiones como los abusos". "Es una inquietud que nos ha trasladado la Academia y será uno de los temas de los monólogos", han anunciado los miembros de Muchachada Nui.

Con el arranque del año nuevo, momento propicio para propósitos de enmienda, desde el Gobierno defienden la utilidad del nuevo sistema de puntos para las ayudas al cine, que pretenden implantar a partir de marzo y que, aseguran, ayudará a aumentar la presencia de mujeres en los puestos clave de la industria cinematográfica, desde la dirección hasta la producción ejecutiva, además de otros espacios de responsabilidad como el guion, la música o la fotografía.

 

Fotos

Vídeos