El órgano de la basílica de Santa María será restaurado durante los dos próximos años

El órgano Cavaillé-Coll de la basílica donostiarra data del año 1863./JOSÉ MARÍA LÓPEZ
El órgano Cavaillé-Coll de la basílica donostiarra data del año 1863. / JOSÉ MARÍA LÓPEZ

La rehabilitación del Cavaillé-Coll tiene un coste de más de 600.000 euros que será financiado en un 75% por Diputación y Ayuntamiento donostiarra

JAIONE ALONSOSAN SEBASTIÁN.

El paso del tiempo no perdona ni para uno de los más grandes tesoros de San Sebastián. El órgano romántico Cavaillé-Coll de 1863 de la Basílica de Santa María del Coro dejará de sonar durante dos años. Entre otras, las estructuras de sustentación se encuentran muy deterioradas. La Diputación de Gipuzkoa, la Diócesis y el Ayuntamiento de San Sebastián acometerán la rehabilitación de este emblemático instrumento, para el que está previsto un presupuesto de entre 600.000 y 800.000 euros, según declaró ayer el diputado de Cultura, Denis Itxaso. La Diputación aportará el 50% y el resto estará financiado a partes iguales por el ayuntamiento y la diócesis.

Esta restauración es el primero de los proyectos que acometerá la nueva comisión constituida por la Diputación y la Diócesis de San Sebastián para la conservación y restauración de órganos. Posteriormente, le tocará el turno al órgano de la iglesia de San Pedro, en Bergara. «La colección de órganos románticos que atesora el territorio de Gipuzkoa es uno de los patrimonios artísticos más relevantes», destacó Itxaso.

La Diputación ha encomendado al Conservatorio Superior de Música de Euskadi, Musikene, que dirija los trabajos previos de investigación de organería. Uno de sus profesores, Esteban Landart, será el coordinador de la comisión técnica para la rehabilitación de órganos.

El Cavaillé-Coll habrá que desmontarlo y volverlo a montar. Una parte se restaurará in situ. Otra, en taller. Tras realizar una convocatoria pública a empresas organeras para la presentación de anteproyectos, se han seleccionado dos: la francesa Denis Lacorre y la UTE formada por la belga Thomas y la francesa Béthines les Orgues. El plazo de entrega de proyectos finalizará el próximo 30 de septiembre. A finales de octubre se presentarán ambos proyectos y la empresa que exponga el mejor será la adjudicataria de la restauración. Antes de fin de año comenzarán los trabajos y finalizarán a finales de 2020.

Estructuras dañadas

De cara a la restauración de este delicado instrumento, la comisión técnica ha realizado un estudio sobre el estado de conservación del órgano de Santa María. La última restauración fue en 2011, cuando el gran fuelle de varias toneladas que está detrás de la consola, se desplomó por el mal estado de la estructura. Anteriormente, le precedieron otras como las de 1880, 1961 ó 1973.

A día de hoy, el asentamiento del instrumento está en buenas condiciones y estable. No así algunas de las estructuras de sustentación. «Varias están bastante atacadas por insectos xilófagos. En la parte de abajo del mueble de órgano, hay una sillería que está también afectada en gran parte. Además, van surgiendo problemas como unas gradas que hay en el coro que fueron construidas sin tener en cuenta que cuando hay que restaurar el órgano, se necesita acceso, y han tenido que ser recortadas de mala manera para poder acceder», relata Esteban Landart las fatigas que presenta este órgano cargado de historia. También hizo referencia al estado de las tuberías. Si bien este órgano puede albergar unos 2.400 tubos, Landart aseguró que «el 98% de la tubería está prácticamente intacta, aunque algunas soldaduras están muy mal hechas».

Por otro lado, el representante de la Diócesis de San Sebastián, Unai Manterola, sumó una retahíla de agradecimientos por «tantos años» de colaboración: «A la Diputación, a cada ayuntamiento, a cada parroquia, a cada limosna de los feligreses que contribuyen también a la restauración de estos órganos que son patrimonio cultural de todos».

El sonido del Cavaillé-Coll se apagará durante dos años. Una melodía que ha sido apreciada por personalidades como Marcel Dupré, Pablo Sorozabal o Jesús Guridi, que asistieron al acto presidido por la reina María Cristina en 1928 para celebrar precisamente otra de sus restauraciones.

Los datos

RESTAURACIÓN
Plazo entrega proyectos
30 de septiembre.
Adjudicación del proyecto
finales de octubre.
Inicio obras
finales de 2018
Finalización obras
finales de 2020.
PRESUPUESTO
Coste estimado
entre 600.000 y 800.000 euros.
Diputación de Gipuzkoa
50%.
Ayuntamiento de Donostia
25%.
Diócesis de Donostia
25%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos