La obra de Rossini llega el sábado al Kursaal con plumas de revista

Imagen del montaje de 'La italiana' que se estrena el sábado. / DV
Imagen del montaje de 'La italiana' que se estrena el sábado. / DV

El auditorio acoge ya los preparativos del montaje estrenado en Buenos Aires, una 'italiana en Argel' que potencia el humor

M.E. SAN SEBASTIÁN.

La Quincena arranca con dos de sus citas más potentes. Tras acoger la 'Creación' de La Fura dels Baus que colgó el 'no hay billetes' el jueves y el viernes, el Kursaal acomete ya el montaje de la escenografía de 'La italiana en Argel', la ópera que se representa este sábado y el lunes 13. Antes, el jueves, habrá un ensayo general abierto al público.

En el festival esperan que esta nueva versión de la obra de Rossini sea más tranquila que la vivida en 1992, aunque la apuesta del director de escena es arriesgada: relaciona la trama de la divertida obra del italiano con los aires de revista de los años 40, con sus plumas y lentejuelas. Joan Anton Rechi es el director de escena.

La producción llega a Donostia tras su estreno en el teatro Colón de Buenos Aires y su reciente paso por el teatro auditorio de San Lorenzo de El Escorial. Los decorados y el vestuario del espectáculo se crearon en el teatro Colón de Buenos Aires, y desde allí viajaron a España en barco.

Rechi ha potenciado la comicidad del libreto con la complicidad del reparto y en especial de su protagonista, Marianna Pizzolato, en el papel de Isabella. Luca Pisaroni, Francisco Brito, Arantza Ezenarro y Sebastià Peris son los solistas de un elenco del que forma también parte el Coro Easo, como en 1992. El director musical es Paolo Arrivabeni y la Sinfónica de Euskadi pone la música, también como hace 26 años. Se espera que esta vez no haya conatos de fugas.