Un cartel de la Quincena a dos voces

Un cartel de la Quincena a dos voces
EFE

La artista Itziar Okariz recurre a una de sus performances para crear la imagen de la 80 edición del festival

Borja Olaizola
BORJA OLAIZOLA

La representación gráfica de un encuentro entre dos voces. Así es como ha definido la artista Itziar Okariz el cartel de la 80 edición de la Quincena Musical de San Sebastián, presentado esta mañana en el Museo San Telmo. Okariz (Donostia, 1965) se ha inspirado en una de sus performances para crear la imagen que aparece en el cartel, que muestra varios textos impresos sobre una hoja en blanco. La autora donostiarra se ha incorporado así a la lista de artistas que han diseñado el cartel de la Quincena en diferentes ediciones.

El cartel se ha dado a conocer en el claustro de San Telmo en un acto que ha contado con la presencia del director de la Quincena, Patrick Alfaya, así como de representantes de las instituciones que la patrocinan: María José Tellería, directora de Cultura de la Diputación, Jon Insausti, concejal del ramo, y Almudena Otaola, del Gobierno Vasco. Alfaya ha hecho de maestro de ceremonias y se ha felicitado por la incorporación de Itziar Okariz a la nómina de autores del cartel de la Quincena, en la que figuran entre otros Juan Luis Goenaga (cartel de 2018), Manu Muniategiandikoetxea (2017), Elena Odriozola (2016) y Jesús Mari Lazkano (2015).

La propia Okariz ha explicado su obra en estos términos: «La imagen del cartel está basada en una performance que se llama Barón Ashler de 2015, que consiste en una lectura entre dos persona de un mismo texto, en la que ambos sumamos una palabra cada vez. Uno empieza a leer el texto desde el principio y el otro desde el final, de forma que si hay un párrafo las imágenes que se construyen son completamente distintas. Hay un momento en el que por sumar palabras, ambos coincidimos en el centro del párrafo y empezamos a hacer un coro, empezamos a sobreponer las mismas palabras hasta que terminamos leyendo el mismo fragmento al unísono. Lo que he hecho es una transcripción, primero de mi voz, después de la otra voz, y he tratado de representar lo que sucede en el espacio a la hora de tener esas dos voces a la vez, el cartel es la representación gráfica de ese encuentro».

El Barón Ashler, ha recordado la artista, era un personaje que aparecía en la serie de dibujos animados 'Mazinger Z'. «Era una figura que me fascinaba, aparecía desde un perfil como un hombre que hablaba con voz masculina y desde el otro como una mujer que tenía voz femenina. Cuando se le representaba de frente se le mezclaban los rasgos y las voces, de ahí ese encuentro de voces que he querido plasmar en el cartel». Okariz ha reconocido que no suele escuchar música mientras trabaja aunque ha señalado que en los últimos tiempos se ha aficionados a los valses. «En la música lo que sucede es que las frases que se repiten están más allá de la estructura de una frase tradicional, el hecho de que sean cantadas te permite saltarte las reglas de la sintaxis».

Respecto a la programación de la próxima edición, el director de la Quincena ha recordado que se representará la ópera 'Madame Butterfly', de Puccini, con producción del Palau de las Arts de Valencia. También ha confirmado la presencia en el festival de la Orchestre de Paris, que dará un concierto con el Orfeón Donostiarra y el Orfeoi Txikia, y de la Filarmónica de Londres, que cerrará la Quincena con una interpretación bajo la batuta del director alavés Juanjo Mena.