Una reflexión construida en base al diálogo sobre la Isla de los Faisanes

Iván Gómez e Iraitz Agirre explicaron el proyecto que han desarrollado en el CBA. / F. DE LA HERA
Iván Gómez e Iraitz Agirre explicaron el proyecto que han desarrollado en el CBA. / F. DE LA HERA

El artista y la antropóloga realizaron una serie de entrevistas en torno a las que han construido un «ensayo teatralizado»

JOANA OCHOTECO IRUN.

'La Isla de los Faisanes. Modos de narrar la historia' es la propuesta con la que el artista Iván Goméz (Irun, 1984) y la antropóloga Iraitz Agirre (Arrasate, 1983) ganaron una de las dos becas Ribera que se concedieron en la edición de 2018 de este programa. Organizadas por el área de Cultura del ayuntamiento, las becas Ribera se conceden a proyectos que mezclen el arte contemporáneo con la historia, la antropología o la sociología, para desarrollar proyectos que giren en torno al río Bidasoa, la memoria histórica o el concepto de frontera.

Iván Gómez e Iraitz Agirre tomaron como tema la Isla de los Faisanes y su historia. La idea inicial era realizar un guión de teatro, pero el resultado ha evolucionado hasta convertirse en «un ensayo teatralizado». Debido a su extensión, los autores creen que no será posible llevar el texto a escena: «Sería complicado». No obstante, consideran que sí podría ser publicado, servir como base para elaborar un documental o también como «herramienta educativa». Ambos autores explicaron el proceso de creación del trabajo y su resultado en un encuentro abierto que se celebró esta semana en la biblioteca CBA.

Más allá del discurso oficial

Iván Gómez e Iraitz Agirre querían contar la historia de la Isla de los Faisanes «más allá de los discursos oficiales». Como formato para realizar el trabajo, se han inspirado en las Toberas de Iparralde: unas representaciones teatrales de tipo satírico, cuyo argumento incluye la celebración de un juicio.

La «materia prima» para elaborar los textos fueron una serie de entrevistas que realizaron a un grupo de personas: el bertsolari Amets Arzallus, la antropóloga Margaret Bullen, la activista feminista Edurne Epelde, el periodista y escritor de Baiona Eneko Bidegain, el arquitecto y dantzari Anartz Ormaza, la artista visual María Ruido y la responsable del Archivo de Irun Sagrario Arrizabalaga. Los autores del trabajo explicaron que «en un principio, queríamos que el proyecto fuera más participativo. No hemos llegado a tanta gente como hubiéramos querido», pero no obstante «hemos profundizado mucho» en los temas que plantearon a los entrevistados. Una de las cuestiones que abordaron con ellos fue lo que denominaron «la metáfora del iceberg», que simboliza la historia hegemónica, en su parte visible sobre el mar; y esa historia «desconocida, en la sombra» que queda debajo.

En las entrevistas, repasaron la historia de manera «transversal», abordando diferentes épocas, desde que la Paz de los Pirineos se firmó en la Isla de los Faisanes en 1659 hasta hoy en día. De esas conversaciones, Iván Gómez e Iraitz Agirre extractaron «frases, notas y reflexiones» con las que armaron un texto guionizado, en el que cada entrevistado se transformaba en un personaje diferente. Inspirados en las citadas Toberas, a todos ellos se les pidió al final de las entrevistas «que realizaran una acusación a la Isla de los Faisanes». Entre las recriminaciones que surgieron está, por ejemplo, «la falta de puentes», que conlleva que sea «un espacio que puede ser visto, pero no vivido».