El convenio de Vía Irun se someterá a la aprobación del Pleno el 14 septiembre

Imagen aérea de la playa de vías de Irun, que incluye (a la derecha) el espacio comprendido en el proyecto de regeneración./CAPDEQUI / EASOFLYERS
Imagen aérea de la playa de vías de Irun, que incluye (a la derecha) el espacio comprendido en el proyecto de regeneración. / CAPDEQUI / EASOFLYERS

En la sesión se ratificará la puesta a disposición de la Diputación de los terrenos necesarios para el semienlace de la A-8 con Oinaurre

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.

El próximo día 14 de septiembre se celebrará un Pleno extraordinario con, al menos, dos puntos en el orden del día que hacen referencia a proyectos estratégicos para la ciudad. El primero es la aprobación del convenio para la regeneración urbanística del espacio ferroviario de Irun. El segundo, la ratificación de la puesta a disposición de la Diputación Foral de Gipuzkoa de los terrenos necesarios para abordar las obras del semienlace de la A-8 con Oinaurre.

A finales del pasado mes de julio, el consejo de administración de Adif dio el visto bueno al convenio sobre el proyecto Vía Irun, que establece los compromisos adquiridos por las partes implicadas (el propio Adif, dependiente del Ministerio de Fomento y propietario de la mayoría de los 58.000 metros cuadrados objeto de la regeneración; el Ayuntamiento de Irun; la Diputación Foral de Gipuzkoa y Euskal Trenbide Sarea). El documento tiene que ser aprobado por cada una de las instituciones firmantes y el Ayuntamiento de Irun lo hará dentro de dos semanas. «El día 14 de septiembre, viernes, llevaremos al Pleno dos asuntos muy importantes para Irun», informó ayer el alcalde, José Antonio Santano. «Me refiero al proyecto Vía Irun y a la puesta a disposición de la Diputación de los terrenos que se necesitan para comenzar las obras del nuevo enlace de autopista A-8, a la altura de Oinaurre».

El convenio sobre la regeneración del espacio ferroviario «tiene ya la luz verde de Adif y ahora nos toca a las demás instituciones llevarlo a los órganos de gobierno», explicó Santano. «En el caso de Irun, lo tiene que aprobar el Pleno de la Corporación y yo espero que sea ratificado. No hace falta que insista en la importancia que tiene este proyecto para Irun y para el conjunto de Gipuzkoa, pero sí conviene recordar algunas cosas».

El convenio tiene el visto bueno de Adif y tienen que aprobarlo todas las instituciones implicadas

En otoño se pondrá en marcha el primer proceso de participación ciudadana sobre el proyecto Vía Irun

El convenio, aprobado ya por Adif, «fija el terreno de juego de cada una de las partes y la obligación de trabajar coordinadamente para llevarlo adelante», añadió el primer edil. «Nosotros tenemos en marcha la modificación del Plan General y los primeros diseños en los que van trabajando los urbanistas. El primer paso que daremos será el avance de la modificación del Plan General, que va a llevarse adelante en los próximos meses, con un primer proceso de participación ciudadana, que comenzará a finales de septiembre o principios de octubre».

Ese primer proceso de participación (habrá otros) «permitirá poner en común con la ciudadanía algunas de las estrategias más importantes en relación con el proyecto Vía Irun. Me refiero a todo el sistema de movilidad y comunicación del espacio ferroviario con la ciudad y con las entradas a Irun, la futura nueva estación, en la que está trabajando Adif y también el equipo que tiene contratado el Ayuntamiento y, en general, el tipo de usos que va a tener el espacio ferroviario (actividades económicas, equipamientos, viviendas, zonas verdes, zonas comerciales...)», precisó Santano.

Enlace y Ronda Sur

El segundo tema que se someterá a la aprobación del Pleno extraordinario del día 14 de septiembre «supone dar luz verde a otro asunto muy importante para la ciudad», como es la puesta a disposición de la Diputación de los terrenos en los que se acometerán las obras del tercer pinchazo de la A-8 en Irun. «Ese es un proyecto que ha licitado la Diputación. Nosotros hemos hecho el trámite para que esos terrenos se pongan a disposición de la institución foral y el Pleno tiene que ratificar la propuesta, que permitirá que, en poco tiempo, las obras comiencen».

En relación con esta actuación, hay que recordar que, en el Pleno ordinario del pasado mes de julio, se aprobó el proyecto de ejecución de la primera fase de la Ronda Sur, que discurrirá en paralelo con la autopista A-8 y que conectará el enlace de Oinaurre con Larreaundi. Este proyecto tiene un presupuesto de 7 millones de euros, de los que la Diputación aportará 6. «Estamos a la espera de cerrar el convenio de financiación y eso nos permitirá licitar las obras», concluyó Santano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos