El puente entre Deba y Mutriku permanecerá varios meses cortado al derrumbarse una parte tras las últimas lluvias

El suceso ha ocurrido de madrugada. /ANDER SALEGI
El suceso ha ocurrido de madrugada. / ANDER SALEGI

El alcalde de Mutriku, Lizardi, ha señalado que el hundimiento parcial se ha debido a la cesión de uno de los «pilotes» del puente, lo que ha llevado a cerrar al paso la infraestructura «por precaución»

ALBERTO ECHALUCE

Parte del puente de Deba se ha derrumbado tras las lluvias caídas en las últimas horas, lo que ha obligado a cortar los accesos. Un desgaste en los pilares del puente ha conducido a su hundimiento pese a que hace siete años dejo de acoger el tráfico de vehículos entre Deba y Mutriku.

Como consecuencia del hundimiento en la parte central del puente,este permanecerá varios meses cortado, según ha informado a EFE el alcalde de Mutriku, José Ángel Lizardi.

Según han informado el Departamento vasco de Seguridad, el suceso se ha producido a las cinco y cuarto de la mañana, sin que se haya registrado heridos. Un particular ha alertado del incidente a la Ertzaintza que ha desplazado varios recursos al lugar, adonde también han acudido efectivos de la Policía Local y técnicos municipales, sin que haya sido necesaria la presencia de los bomberos.

Efectivos de la Unidad Marítima de la Policía Autonómica Vasca también han sido requeridos en las proximidades del puente, que en la actualidad tiene un uso peatonal, al tiempo que se han realizado las pertinentes gestiones para que las embarcaciones de pesca que suelen pasar bajo la infraestructura no naveguen por el lugar.

Tras la caída de parte de esta infraestructura, técnicos municipales se han desplazado al lugar con el objetivo de determinar si se puede apuntalar o tirarlo y reconstruirlo.

El puente de Deba, construido en el siglo XIX sobre el río del mismo nombre, tiene cuatro ojos y tres pilares, y según el departamento de Cultura del Gobierno Vasco, posee una calificación de protección especial, como conjunto monumental, en el contexto del Camino de Santiago

El alcalde de Mutriku, José Ángel Lizardi, ha explicado que desde hace once años, cuando la Diputación construyó el nuevo puente sobre el río Deba, la competencia sobre la antigua infraestructura corresponde a ambos Ayuntamientos. Lizardi ha señalado que el hundimiento parcial se ha debido a la cesión de uno de los «pilotes» del puente, lo que ha llevado a cerrar la al paso la infraestructura «por precaución« ya que es muy utilizada por vecinos de la zona, así como por los peregrinos del Camino de Santiago que en esta época frecuentan la vía de la costa.

El alcalde ha aclarado además que las instalaciones de saneamiento, agua y gas que discurren por la parte inferior del tablero de esta infraestructura han sido examinadas por los técnicos correspondientes y se encuentran en buen estado, aunque próximamente podría adoptarse, en colaboración con el consistorio de Deba, alguna nueva medida para evitar problemas mayores en caso de que la situación del puente empeore.

No ha habido que lamentar heridos tras la caída de parte del puente. / ANDER SALEGI
15,4 l/m2 en una hora en Behobia

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco ha dado por finalizado el aviso amarillo por precipitaciones intensas, después de que esta pasada madrugada se alcanzaran hasta 15,4 l/m2 en una hora en Behobia, Gipuzkoa.

Para este jueves, la agencia vasca Euskalmet prevé cielos nubosos con chubascos débiles, especialmente en la vertiente cantábrica y a primeras horas, cuando pueden ser moderados. Las temperaturas máximas descenderán y el viento soplará de componente noroeste, de flojo a moderado, con rachas fuertes en el litoral.

Alerta naranja

Las tormentas descargaron ayer con intensidad en Euskadi: 22 litros en 30 minutos en la localidad alavesa de Ilarduia; 7,6 en Elorrio en apenas diez minutos, 25 litros en tres cuartos de hora en Vitoria; 10 en Aretxabaleta.

Los pronósticos se volvieron a cumplir. La activación de la alerta naranja estaba más que justificada. Los cielos se fueron cubriendo por la tarde de negros nubarrones y descargaron importantes acumulaciones. Álava fue el primer territorio en recibir las acometidas de las tormentas. En algunas localidades, los cielos, además de agua, descargaron granizo. En varios puntos de La Llanada, el pedrisco fue similar al del tamaño de aceitunas, aunque en otras zonas alcanzaron dimensiones muy superiores. En el municipio de Ibarguren, próximo a Araia, cayeron bolas del tamaño de pelotas de ping-pong.

En Vitoria, las tormentas obligaron a cortar varias calles y se recomendó circular con precaución por la posible existencia de balsas de agua.

En Gipuzkoa, la intensidad de las descargas fue menor. No obstante, la en la zona de Behobia se registró 15,4 l/m2 en una hora.

Las lluvias suavizaron las temperaturas e hicieron desaparecer la sensación de bochorno. Las máximas fueron de 22,5 grados en Igeldo, 26º en Hondarribia, 24 en Bilbao y 25º en Vitoria.

Hoy meteorológicamente será una jornada más tranquila, «aunque esperamos lluvia en el norte y no se descarta incluso que de madrugada y primeras horas puedan producirse algunos chubascos más intensos en el litoral», señalan desde Euskalmet. Durante la mañana la nubosidad será abundante, especialmente en la mitad norte; por la tarde brillará el sol en el sur y se abrirán algunos claros en el norte. Los vientos soplarán del norte y noroeste flojos, con intervalos moderados en la costa, que afectarán a las temperaturas diurnas.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos