Diario Vasco

«¿Qué han hecho con la chavala? ¿La han tirado al río?» «Otro caso Marta del Castillo, ja, ja»

«¿Qué han hecho con la chavala? ¿La han tirado al río?» «Otro caso Marta del Castillo, ja, ja»
  • Los presuntos violadores de San Fermín se mofaron con crueldad de la joven de Córdoba a la que también atacaron y a la que nadie creyó cuando denunció los hechos

Los teléfonos móviles de los cinco jóvenes detenidos por la violación de una joven en las fiestas de San Fermín de este año están desvelando la forma en la que actuaban y la crueldad que ellos y sus amigos utilizaban en sus conversaciones al referirse a sus víctimas. Estas conversaciones ya han permitido localizar a una joven de la localidad cordobesa de Pozoblanco a quien, según el auto judicial, drogaron y abusaron de ella, grabando en vídeo todos los hechos.

Al comentar el caso entre ellos, los jóvenes llegan a referirse a la posibilidad de que la chica hubiese fallecido, momento en el que bromean con la posibilidad de tirarla al río y repetir el caso de Marta del Castillo, la joven desaparecida en Sevilla en 2009 sin que jamás se haya encontrado su cadáver. «¿Qué han hecho con la chavala? ¿La han tirado al río?», llega a preguntar uno de los usuarios de WhatsApp que formaba parte del foro de los agresores. «Otro caso Marta del Castillo, ja, ja, ja...», afirma su interlocutor. Estas son algunas de las conversaciones del grupo.

El diálogo comienza después de que uno de los jóvenes difundiese el vídeo de los supuestos abusos.

J.A.P.M. (Prenda): uno de los acusados de la agresión de San Fermín: «Vino de follarse a la bella durmiente. Perdimos el salto de hacer algo histórico tío».

En otro chat llamado 'Peligro' es el propio 'Prenda' quien comparte el vídeo, tras visualizarlo sus amigos comienzan a especular sobre la sustancia que han suministrado a la joven para inducirle el estado de inconsciencia y aplauden la «habilidad» del 'Prenda' para conducir y abusar de la joven al mismo tiempo

Otro (9.08 h): Anda, io, que aproveche

Otro (9.40 h): Bukake?

Otro (10.02 h): Jajajaja

Otro (10.02 h): Madre mía

Otro (9.40 h): Bukake?

Otro (10.02 h): Jajajaja

Otro (10.02 h): Madre mía

Otro (11.08 h): Cloroformo?

Otro (11.40 h): Jajajaja

Otro (11.44 h): Qué habilidad conduciendo con una mano y con la otra cogiendo una teta atrás

Otro (11.50 h): Señores, cómo acabó

Otro (11.54 h): La pelea de ayer

Otro (11.54 h): Yo vi al nota chorreando en sangre

Angel B.F. (12.01 h): Madre mía que le echasteis a la chavala burundanga. K bueno

La conversación prosigue y los amigos de los imputados se ríen señalando que se trata de "otro caso Marta del Castillo" y se preguntan qué han hecho con la joven.

Otro (12.23 h): Está muerta o qué?

Angel B.F. (12.23 h): Estaría en coma

Otro (12.24 h): Madre mía, os van a meter preso chavales, jajajaja. Carman (Prenda) ve un cuerpo humano inconsciente y ahí está el tío ya sea para robarle o para meterle mano jajaja

Otro (20.05 h): Sabéis algo del Carman (Prenda)? Lo han cogío ya? O sigue suelto?

Otro (20.13 h): Qué han hecho con la chavala, ¿la ha tirao al río?

Otro (20.14 h): Es otro caso marta del castillo niño jajaja Joselito el depredador sexual de las casitas

La víctima cordobesa de los presuntos violadores de San Fermín no denunció los hechos en un primer momento ya que nadie le creyó en mayo, cuando sufrió el ataque de cuatro de los agresores que actuaron en Pamplona. Según el auto judicial, la joven de 21 años pudo ser drogada con burundanga ya que se despertó sin sentido en el coche de uno de los detenidos, con moratones y su vestido roto, pero no era capaz de recordar con certeza lo que había sucedido «Vamos a ver a quién llamo porque estos es muy fuerte», dijo a sus amigos, que dudaban de su versión de los hechos. Según el 'Diario de Navarra', la agredida sí que presentó una denuncia en septiembre, después de que la Policía Foral, a raíz del examen de los teléfonos móviles de los agresores, consiguiera localizar a la joven y proporcionarle toda la información de lo que había sucedido.

Cuando relató los hechos y dijo quién era supuestamente el presunto agresor, uno de sus amigos le dijo: «Cómo va a ser él si ayer estaba tan a gusto en la caseta y hoy está aquí tan tranquilo otra vez». Cuando la Policía Foral acudió a Pozoblanco para reunirse con la joven, ella les proporcionó las prendas y complementos coincidentes con los que aparecen en el vídeo grabado por los acusados. Asimismo, entregó el vestido y las medias rotas a los agentes. También les mostró las imágenes que se había tomado de los moratones que tenía en los muslos en la mañana después de que le drogasen y abusaran de ella en el coche.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate