Diario Vasco

Del reconocimiento público al rechazo social

Iñaki Urdangarin, con la infanta Cristina en primer plano.
Iñaki Urdangarin, con la infanta Cristina en primer plano. / Cati Cladera (Efe)
  • Las vidas de los acusados en el 'caso Nóos' han dado un giro de 180 grados desde que se destapó el caso

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Las vidas de los acusados en el 'caso Nóos' dieron un giro de 180 grados después de que, en 2010, se destapasen los negocios de Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres. Tras ellos, cayeron imputadas otras quince personas, entre ellas la infanta Cristina, el presidente balear Jaume Matas -ya implicado por entonces en otras tramas de corrupción-, o los deportistas olímpicos Mercedes Coghen y José Luis Pepote Ballester.

El mayor impacto, como no podía ser de otra forma, fue para Cristina de Borbón y su esposo. Y es que la caída en los meses posteriores a conocerse los negocios de Urdangarin fue imparable. Primero fueron apartados de los actos de la Familia Real y después vieron como Felipe VI les revocaba el título de duques de Palma. Allá donde antes eran recibidos con los brazos abiertos, pasaron a ser personas non gratas. En el plano personal, Urdangarin se vio obligado a renunciar a su puesto de trabajo en Telefónica y el matrimonio tuvo que vender el palacio barcelonés de Pedralbes en el que residía. Con el fin de evadirse de la presión mediática, la infanta y su esposo se trasladaron junto a sus cuatro hijos a Ginebra en 2013. Sus apariciones desde entonces han sido contadas. A lo que no ha renunciado doña Cristina es a sus derechos dinásticos.

A Diego Torres, el socio de Urdangarin, se le abrían todas las puertas con solo nombrar al duque de Palma. Las mismas que se le cerraron de golpe tras conocerse la trama y romper con el marido de la infanta. Desde entonces, la obsesión de Torres ha sido evitar que su esposa, Ana María Tejeiro, sea condenada. Para que esto no suceda, Torres no ha dudado en apuntar a la Casa Real. El exsocio abandonó su puesto como profesor de Esade al judicializarse el caso y, según sostiene, en la actualidad vive casi en la indigencia al tener bloqueados por orden del juez sus ahorros.

Una larga lista de procesos

Para Matas, Nóos es un caso más en una larga lista de casos de corrupción. De primera autoridad en Baleares, el exministro ha pasado a ser un apestado, especialmente dentro del PP que ha pagado un alto precio por los desmanes que se produjeron durante los gobiernos de Matas.

Pepote Ballester, un íntimo amigo de los duques de Palma, fue medalla de oro en vela en las olimpiadas de Atlanta de 1996. Del deporte dio el salto a la política de la mano de Juame Matas, con el que ejerció como director general de Deportes. Ha sido uno de los implicados que ha colaborado con la justicia, aunque ello haya ido en contra de Urdangarin. En el camino hasta la sentencia ha debido lidiar con una leucemia que ha superado.

Mercedes Coghen fue oro olímpico de hockey hierba en las olimpiadas de Barcelona '92. De ser la cara de la candidatura de Madrid para los juegos, Coghen ha pasado a un ultimísimo plano a la espera de una sentencia que podría acarrearle hasta cinco años de cárcel.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate