Bizkaia exige a Gipuzkoa llevar la basura a Zabalgarbi y pagar un doble canon

VIncineradora de Zabalgarbi, donde Bizkaia propone que se quemen las 60.000 toneladas de basura de Gipuzkoa./usoz
VIncineradora de Zabalgarbi, donde Bizkaia propone que se quemen las 60.000 toneladas de basura de Gipuzkoa. / usoz

Como alternativa, le obliga a pretratar los residuos fuera de Bizkaia antes de llevarlos a Mallabia, afrontando también una doble tasa

ARANTXA ALDAZSAN SEBASTIÁN.

La pelota de la basura estaba en Bizkaia y a última hora de la tarde de ayer la Diputación vecina devolvió la bola por sorpresa. Las 60.000 toneladas que Gipuzkoa no puede gestionar, porque no tiene vertederos y todavía no ha entrado en funcionamiento la incineradora de Zubieta -prevista para otoño de 2019-, podrán ser llevadas al otro lado de la A-8, pero bajo una serie de requisitos. La institución foral condiciona que se puedan llevar hasta su territorio esos residuos a que se deriven primero a la incineradora de Zabalgarbi, y de ahí llevar la fracción resultante al depósito de inertes de Betearte en Mallabia, la única empresa que se ha postulado para gestionar la basura de forma temporal. Este esquema obligaría a Gipuzkoako Hondakinen Kudeaketa (GHK) a asumir no solo el coste real de tratamiento, sino también un canon extra «para compensar el exceso de depósito» en el vertedero de su territorio.

La Diputación vizcaína no ve tampoco con malos ojos la opción de que la basura llegue a su territorio sin pasar por Zabalgarbi, pero eso supondría tratarla previamente fuera de su geografía y solo entonces poder depositarla en Mallabia. En este caso, el coste del tratamiento correría a cargo de Gipuzkoa y también se impondría un canon extra «por el exceso de depósito de residuo en vertedero, más los gastos derivados de las adecuaciones a realizar en esta infraestructura».

La Diputación de Gipuzkoa conoció la oferta a través de los medios

Así lo confirmaron ayer a este periódico fuentes conocedoras de la gestión, una oferta que la Diputación guipuzcoana desconocía de forma oficial y que, en una valoración «de urgencia», vio necesario completar y detallar en una reunión que solicitarán de forma formal a Bizkaia, según señaló el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio. Lo primero que deberán analizar es si la oferta cubre las necesidades de Gipuzkoa (60.000 toneladas de residuos al año hasta finales de 2019) y, de ser así, qué coste supondría el traslado a Bizkaia con estas nuevas exigencias.

Tratar antes como condición

La solución vizcaína pondría así fin a un problema de gestión de las basuras que lleva años coleando en Gipuzkoa. Con el llamado complejo medioambiental de Zubieta, que incluye la incineradora, y todos los vertederos cerrados, quedaban sin destino 60.000 toneladas de basura al año, hasta que puedan ser tratadas en la futura planta guipuzcoana. El puzzle pareció resolverse al presentarse al concurso público la empresa Betearte de Mallabia.

Pero a pocos días de que se resuelva el trámite administrativo, esta misma semana, la Diputación de Bizkaia se mostró contraria a que su territorio recibiera basura que no hubiera sido tratada previamente. Eso significa pasar por una planta donde se clasifica la basura y se selecciona la parte no reciclable, en las plantas de tratamiento mecánico biológico (TMB). Gipuzkoa no tiene ninguna (está construyendo actualmente una en Zubieta), y Bizkaia sí.

El diputado Asensio vio «incompletas» las propuestas y pedirá detalles al territorio vecino

Tras desvelarse la oferta vizcaína, ahora la Diputación guipuzcoana deberá analizar qué planteamiento le compensa más: o incinerar la basura en Zabalgarbi y luego verter esos inertes en Mallabia; encontrar un lugar donde tratar previamente la basura -fuera de Bizkaia- y luego depositarla en un vertedero del territorio vecino, ambas opciones con un coste extra; o seguir con la contratación de la empresa de Mallabia, que ha recibido el visto bueno medioambiental del Gobierno Vasco para recibir los residuos sólidos urbanos de Gipuzkoa.

Los datos

60.000
toneladas de residuos necesita tratar Gipuzkoa fuera del territorio hasta tener en marcha la incineradora de Zubieta, en otoño de 2019.
7,9
millones de euros es el precio de licitación que ha puesto GHK al concurso público para que un vertedero acepte hacerse cargo de 60.000 toneladas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos