113 nuevos empleos y 23 alojamientos hoteleros más en Gipuzkoa

265 establecimientos hoteleros ofrecen ya a los visitantes un total de 10.892 plazas, la cifra más alta hasta la fecha, que además va a crecer

DVSAN SEBASTIÁN.

Puede que haya vecinos que maldigan el auge del turismo que vive Gipuzkoa. Puede que lamenten, como así lo hacen en reportajes publicados y en cartas de opinión, que durante los meses de verano no están pudiendo acudir a sus «bares de siempre», y puede también que el tráfico, con tanto conductor con el GPS desnortado, les dé dolor de cabeza. Por supuesto, la queja es un derecho inalienable a todo ser humano, aunque algunos abusen de ella. No es ningún secreto que Gipuzkoa asiste durante este verano a una explosión turística desconocida hasta la fecha, pero no es menos cierto que la otra cara de la moneda arroja cifras indudablemente positivas para una economía como la guipuzcoana que cada vez avanza más hacia su terciarización. No aprovechar la ola o directamente prohibir el baño, es simplemente un tiro en el pie si el fin último es extender una mayor calidad de vida entre más guipuzcoanos.

Julio, el mes que ha vuelto a batir todos los récords de entrada y pernoctaciones de turistas en Gipuzkoa, también ha sido el mes en el que el territorio ha batido su marca de establecimientos hoteleros abiertos. El mes pasado alcanzó los 265 alojamientos hoteleros, 23 más que en el mismo periodo de hace un año, y por supuesto, la cifra más alta que recoge el Eustat en sus estadísticas. Esos 265 establecimientos hoteleros -muy por encima de los 213 que ofrece Bizkaia y los 72 de Álava- aportan a los visitantes un total de 10.892 plazas ofertadas por día, lógicamente la cifra más alta hasta la fecha. Sólo por visualizar con rapidez el salto que ha experimentado el territorio en las últimas dos décadas, en 1992, las plazas ofertadas apenas alcanzaban las 5.670, casi la mitad.

puestos de trabajo

1.841
Es el dato de empleo del verano solo en lo que se refiere a establecimientos hoteleros

Bizkaia, en cambio, aunque dispone de menos establecimientos hoteleros, oferta más plazas, hasta las 13.915 actuales, lo cual dice mucho del tipo de alojamientos que predomina en el territorio vecino.

La parte más positiva de este incremento de plazas como respuesta al boom turístico, llega de la mano del empleo. El pasado mes de julio, según el Eustat, el personal ocupado por los alojamientos hoteleros llegó en Gipuzkoa a 1.841 puestos de trabajo de media, un 6,5% más que en el mismo mes de 2015. En cifras redondas, 113 trabajadores más subidos a la ola del turismo, sin contar los que ha aportado la hostelería.

Por supuesto, estas cifras ya han sido superadas en agosto, y la tendencia, en los meses de máxima exposición turística, será ascendente. No en vano Donostia prevé ofrecer en los dos siguientes años un millar más de camas hoteleras, ampliando un 20% su oferta actual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos