Diario Vasco

Marina Barrena: «El I+D+i está en el ADN de la ciudadanía y el Museo lo demuestra»

Marina Barrena en el banco de trabajo de un taller armero que se puede ver en el Museo.
Marina Barrena en el banco de trabajo de un taller armero que se puede ver en el Museo. / FÉLIX MORQUECHO
  • Marina Barrena, Directora del Museo de la Industria Armera, El Museo de la Industria Armera cumple este mes diez años de su apertura en la quinta planta de la casa de cultura Portalea

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

¡Moda para hombre y mujer a precios inmejorables!

Hasta 90%

La marca Denim italiana de moda

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda infantil con sus personajes favoritos

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

La mejor selección de productos para mantener tu hogar organizado

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El Museo de la Industria Armera fue una demanda durante décadas hasta que el 18 de enero de 2007 se hizo realidad. Ahora celebra su décimo aniversario, un periodo en el que ha acumulado 37.000 visitas, 2.580 participantes en acciones educativas, visitas guiadas, talleres y conferencias, y 50 actividades culturales dentro y fuera de sus instalaciones de Portalea. La primera fase sirvió para presentar la colección de armas y dos años después se amplió con un recorrido por la historia industrial de Eibar. Su directora hace un repaso a la historia y los retos que afronta el Museo.

-A la hora de abrir el Museo en 2007...

-Contábamos principalmente con la colección que procede de la Escuela de Armería, unas 420 piezas devueltas al Ayuntamiento en el 2000.

-¿Devueltas?

-Sí, porque la Escuela en un inicio era municipal, y por eso el documento habla de devolución de las piezas. Fueron el grueso de la primera exposición, unas 200 piezas entre las que también había algunas de la colección de la fábrica Star, formada por cuatrocientas y pico piezas. Desde 1998 el Ayuntamiento se había empezado a preocupar por comprar y conservar las armas.

-Es curioso, el Museo cumple 10 años pero sus contenidos tienen mucha más historia.

-Sí, de hecho en el año 2014 celebramos el centenario de la colección con la renovación de toda la exposición de armas. Pero la colección ha seguido creciendo y a día de hoy tenemos unas 1.000 armas de fuego y 42 armas blancas.

-Se abrió una primera fase dedicada a las armas en 2007, y dos años después se amplió con el centro de interpretación de la historia de Eibar a través de su industria.

-Sí, en esos dos años de paréntesis se trabajó mucho la museografía, pero también se puso mucho empeño en recopilar piezas para la exposición. Teníamos una base que era la colección Narbaiza, pero queríamos que fuera un museo de todo el mundo, una recopilación de muchos donantes. En este momento tenemos catalogadas 9.567 piezas, la mitad de ellas van desde tornillos a muelles, máquinas de coser o bicicletas, y la otra mitad son fotografías, cartas, catálogos, publicaciones, etcétera, todo un fondo documental en torno a la industria.

-¿Al abrirse la exposición de armas en 2007 vieron que hacía falta algo más?

-No, el Ayuntamiento llevaba desde finales de los años 90 con la idea de hacer un museo y desde 2003 se planteó un proyecto global abierto a mostrar todo, no querían que fuese solo un museo de armas porque desde principios del siglo XX en Eibar se fabricaron otro tipo de cosas. La colección de armas ya existía y era famosa. El museo de la Escuela de Armería era conocido pero nunca fue un museo como tal, no tenía un horario de apertura, dependía del interés de los profesores del momento. Por eso la ciudadanía demandaba este Museo y el Ayuntamiento recogió el guante.

-¿Por qué la primera parte fue la de armas?

-Porque la colección ya existía y porque las propias necesidades de estas piezas a nivel de vitrinas y de seguridad tenía que ir aparte. Además hay un público que va a venir solo a ver armas.

-Es una exposición que podría ser independiente.

-Precisamente se hizo un discurso por el cual si no había una continuidad la exposición podría ser completa y autónoma. Pero la Diputación apoyó el proyecto, el Gobierno Vasco valoró la relación del museo con nuestro espacio y nuestro patrimonio, y eso permitió hacer la segunda fase.

-Con el tiempo, ¿han resultado prácticos los dos recorridos que tiene el Museo?

-Sí. Nos da juego a recibir grupos grandes y separarlos para que hagan la visita simultáneamente, y luego está la posibilidad de atraer a gente a la que no le gustan las armas...

-El planteamiento museográfico ayuda a que el que no tenga especial interés en las armas pueda disfrutarlo.

-Todo el planteamiento se ha tratado desde el punto de vista técnico y artístico. Siempre hemos tratado de valorar y homenajear a los artesanos que han trabajado el hierro y la madera, algo más cercano al trabajo y a la técnica que a la guerra.

-¿Qué es lo que más sorprende al visitante?

-La gente de fuera se sorprende por la curiosidad de las piezas, y sobre todo descubrir que cantidad de objetos que le son familiares tienen origen eibarrés. Otros se fijan más en la colección de armas, que es significativa. Puede que no tenga piezas de lujo importantes como puedan tener otras colecciones, pero son piezas técnicamente muy interesantes, algunas de ellas únicas.

-Habrán tenido visitas curiosas.

-¡Incluso el día antes de abrir! Nos tocaron la puerta y era un lord inglés que había venido con su hijo a medirse para encargar una escopeta en el taller Pedro Arrizabalaga. Nos dejó escrito 'the best museum of the world', el mejor museo del mundo. La verdad es que tenemos visitas de todo tipo, las escolares se van fidelizando, está la visita turística de gente que se aloja en el hotel Unzaga Plaza, el turista cultural que se acerca desde Bilbao o San Sebastián, y el industrial. Estos ven que nuestra tradición industrial no viene de ayer, que aquí ha habido interés tecnológico toda la vida, que en épocas de crisis hemos sabido salir adelante, que hemos diversificado y tenemos creatividad industrial. El I+D+i está en el ADN de la ciudadanía y el Museo lo demuestra.

-¿El Museo es suficientemente conocido en Eibar?

-Yo creo que todavía hay mucha gente que no ha llegado. Cuando vamos fuera visitamos el museo, la iglesia y los bares, pero aquí vamos a los bares y se olvidan de la iglesia y del museo (ríe). Lo van descubriendo y por eso hacemos actividades totalmente diferentes. Queremos que vayan surgiendo diferentes públicos, porque nuestra mejor publicidad son los propios visitantes.

-¿Qué retos presenta el futuro con la perspectiva de estos diez años?

-Según se va conociendo el Museo nos llegan donaciones de objetos, por eso la colección crecerá. Pero es importante investigar las colecciones para saber más sobre los propios objetos.

-En esa línea está el catálogo que se está preparando.

-Sí, falta poco y va a ser impresionante. Recoge las 270 piezas que forman la exposición actual con unas fichas muy exhaustivas y comentarios técnicos e históricos. Este tipo de catálogos se hacen una vez cada veinte o treinta años, es una tarea muy ardua pero muy interesante la que está haciendo José Luis Valenciaga. Por eso, un reto sería publicar otro catálogo de la exposición de objetos industriales. Hay que decir que los 9.567 objetos inventariados están accesibles al público en la web Emsime del Gobierno Vasco.

-10 años, ¿cómo se celebran?

-Del 18 al 22 de enero habrá jornadas de puertas abiertas, entrada gratuita en el horario habitual, y el día 21 a las 12.30 haremos un pequeño acto de celebración de cumpleaños con la proyección de un audiovisual. Por la tarde habrá unas visitas guiadas gratuitas previa inscripción, a las 17.00 en euskera y a las 18.30 en castellano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate