El Bidasoa-Irun tira una Copa que no le gustaba

La segunda eliminatoria sirvió para que Milos Milosevic debutara con la camiseta bidasotarra y marcara cinco goles

BORJA OLAZABALIRUN.

El Bidasoa-Irun cayó eliminado ayer en la segunda eliminatoria de la Copa del Rey ante el Fútbol Club Barcelona B, de la División de Honor Plata. La derrota podría resultar sorpresiva por la diferencia de categoría, pero el resultado fue el esperado. Perder no gusta a nadie, pero los irundarras habían marcado el choque ante el filial catalán como un efectivo entrenamiento para preparar los importantes partidos de Liga ante el Ciudad Encantada en Cuenca y el Villa de Aranda en Artaleku.

De hecho, lo más atractivo de la eliminatoria era que Milos Milosevic, el último fichaje, pudiera debutar con la camiseta amarilla y que Roberto Álvarez disputara sus primeros minutos de la temporada una vez recuperado de su lesión. Así fue y los dos dieron un buen nivel. No están en su mejor estado de forma, pero el montenegrino fue, junto a Jon Azkue, el máximo goleador del partido con cinco goles y el gallego marcó cuatro.

También hay que subrayar, tal y como pedía Fernando Bolea en la previa del partido, que ningún jugador se lesionó y eso es noticia en el Bidasoa. El técnico, tras casi dos meses de competición, podrá contar por primera vez con toda la plantilla para preparar los próximos encuentros. Algo que no pasó ayer, ya que David Rincón y Ekaitz Mujika no pudieron viajar a Barcelona por motivos laborales.

Buena segunda parte

El Barça B es el mejor equipo de la segunda categoría del balonmano español y podría competir sin problemas en la Liga Asobal, por lo que el Bidasoa-Irun tuvo que ofrecer una buena versión para mantenerse en partido hasta el final.

Los irundarras, que sólo fueron por delante hasta el 3-4, sufrieron en la primera mitad por la efectividad bajo la portería del arquero blaugrana y llegaron a ir perdiendo por seis goles, 12-6, en el minuto veinticinco de partido. Antes del descanso consiguieron recortar la desventaja a los cuatro tantos, 13-9, en lo que fue el comienzo de una remontada que les puso en disposición de conseguir el triunfo.

El pase a los octavos de final de la Copa del Rey no se resolvió hasta los instantes finales, ya que los hombres de Fernando Bolea se consiguieron poner a un solo gol del Barça B en el minuto quince de la segunda parte. Con el 18-17 dio la sensación de que los amarillos podían tener opciones, pero no lograron voltear el marcador y fueron apeados del torneo del K.O. tras perder por dos goles, 23-21.

El Bidasoa-Irun, que en ningún momento ha puesto interés en esta competición, ya está en la calle. Donde quería estar. De esta manera podrá centrarse en el único objetivo importante de la temporada, conseguir la permanencia en la Asobal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos