Inicio de la temporada de pastos

La sierra acogerá a más de 17.000 ovejas, 750 cabezas de ganado caballar y 1.000 de vacuno. / MARIN
La sierra acogerá a más de 17.000 ovejas, 750 cabezas de ganado caballar y 1.000 de vacuno. / MARIN

Larraitz acoge el miércoles, 1 de mayo, el Día de Aralar, arranque de una nueva campaña

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

Con el 1 de mayo, y manteniendo la costumbre convertida en norma, llega el comienzo oficial de una nueva temporada de pastos con el Día de Aralar en las campas de Larraitz.

Un trasiego tan antiguo como la noche de los tiempos que la cinco veces centenaria Mancomunidad Enirio Aralar, que desde sus orígenes preside Ordizia, junto a la Dirección del Parque y la Diputación, optaba aquel 1 de mayo de 1998 por convertirlo en una llamada de atención de carácter festivo. Surgía el Día de Aralar, una sencilla celebración a llevar a cabo en ese kilómetro 0 y punto de partida del ascenso a la sierra que representa Larraitz.

Un trasiego de aprovechamiento natural y lógico para los rebaños, ganado vacuno y caballar, en busca del forraje con el que alimentarse hasta el otoño, que en los largos días de la historia de la Mancomunidad encontraba, como no podía ser de otra manera, las correspondientes trabas administrativas, resueltas finalmente como fecha histórica el 14 de noviembre de 1409, con la firma de la escritura que ponía fin al litigio que desde años antes mantenían en torno a la titularidad de estas tierras Juan de Amezketa y las localidades agrupadas en torno a Ordizia: Legorreta, Itsasondo, Arama, Altzaga, Gaintza, Zaldibia, Ataun, Beasain y Lazkao, y las pertenecientes a la unión de Amezketa (Bozue): Abaltzisketa, Orendain, Ikaztegieta y Baliarrain, titulares de algo más de 3.300 hectáreas, que abarcan todo el área central de la vertiente guipuzcoana de la sierra, ayuntamientos, agrupados en la Mancomunidad Enirio-Aralar.

Muchos actos

Pues bien, en estas ya dos décadas de sencilla celebración de la temporada de apertura de pastos, hace dos años la Mancomunidad optaba por darle a ese inicio un carácter más protocolario, y por primera vez en un acto simbólico presentaba un manifiesto mediante el que las instituciones y los ganaderos se comprometían a gestionar, conjuntamente, los pastos de montaña. Compromiso que una vez asumido llevaba al presidente de la Mancomunidad a hacer entrega de la figurada llave que abre la verja que despeja el camino al ganado en su discurrir a la sierra.

Todo dispuesto por lo tanto para afrontar una nueva temporada que acogerá en Aralar a cerca de 17.500 ovejas, 750 cabezas de ganado caballar y 1.000 de vacuno. Día de Aralar que echará a andar el miércoles, a las 10.00, con la apertura de los puestos de artesanía, y con la animación de calle con los trikitilaris, que pondrán el ambiente festivo durante toda la jornada. A las 11.00 actuación de Ostadar Dantza Taldea. A las 11.30 reedición del compromiso entre la administración y los ganaderos a favor de la gestión de los pastos, entrega de la llave de la langa, y homenaje a un ganadero, y a las 12 del mediodía chupinazo de apertura de los pastos y desbloqueo de la langa.

A las 12.30 nueva actuación de Ostadar Dantza Taldea a la que seguirá la puesta en escena de los bertsolaris Mikel Mendizabal y Bixente Gorostidi, trikitilaris y la actuación de José Ignacio Barbería. Por la tarde, a las 17.30 romería con Jexux Mujika y Aitzol Txapartegi.